Un trago a la Copa con un ojo puesto en la Liga

Rubi, entrenador del Real Valladolid, da indicaciones a sus jugadores durante un entrenamiento. BORIS GARCÍA

El Real Valladolid recibe este miércoles al Girona (20.00 horas) pendiente de la buena marcha en el campeonato regular, aunque sin renunciar al torneo copero.

CONVOCATORIAS:

 

Real Valladolid: Rubi dará la lista el mismo miércoles por la mañana. Roger y Valiente se quedan fuera por lesión. Alfaro y Jeffren son duda.

 

Girona: Palatsí, Becerra, David García, Lejeune, Gerard Bordas, Granell, Cristian Gómez, Christian, Mata, Aday, Coris, Carles Mas, Jandro, Pere Pons, Vivancos, Bigas, Ramalho y Pablo Íñiguez.

Rubi lo tiene claro; la Copa del Rey está presente, no hay que dejarla de lado, pero la prioridad es la Liga. A fin de cuentas, el torneo del KO no da posibilidad de ascenso, pero sí opciones de que aquellos menos habituales sumen minutos en esta ronda a partido único, que cojan protagonismo y por tanto puedan aportar también en el campeonato casero. Un tiempo de juego que tampoco se trata de ningún regalo.

 

Y es que para el entrenador blanquivioleta todo minuto hay que ganárselo, más cuando enfrente estará nada menos que un líder de la categoría como es el Girona. Un equipo especialista en combinar temporadas sorprendentes con otras al borde del descenso. El mejor ejemplo, las dos últimas.

 

En la 2012/2013 un conjunto dirigido por aquel entonces por el mismísimo Rubi rompía todos los pronósticos y se acomodaba en la cuarta plaza de la tabla al terminar la Liga regular, de manera que solo el Almería, en la final del play off, fue capaz de apearles del sueño de ascender a Primera. Un espejismo de lo que sucedió hace un año, cuando un inicio e intermedio de temporada nefastos hicieron asomarse al equipo a Segunda B, un destino que Pablo Machín consiguió evitar con su llegada al banquillo.

 

Precisamente el desembarco del técnico fue un auténtico flotador de emergencia, que sigue vigente en el presente para llevar al Girona a pensar en cotas más altas que la simple salvación. Con diecisiete puntos en su casillero, los mismos que el Pucela, los catalanes se encuentran en la cúspide gracias a una mayor cantidad de goles, trece a favor por siete en contra en ocho encuentros.

 

Pero no solo eso. La plantilla ha terminado de absorber el estilo de juego y el sistema de Machín, de manera que en Montilivi se viven días de vino y rosas con la afición más que satisfecha con su equipo. La base sólida del equipo se ha mantenido respecto al año pasado, con alguna que otra incorporación interesante como la de Florien Lejeune, Jonas Ramalho, o la de Francisco Sandaza.

 

Precisamente el último se ha convertido en la pareja de baile ideal de otro de los estandartes gerundenses, Felipe Sanchón, y juntos suman hasta siete dianas en Liga –tres el primero y cuatro el segundo-. Unos puntales poco a tener en cuenta, ya que ambos se han quedado fuera de la convocatoria, aunque de igual manera el conjunto catalán llega lanzado tras sus dos últimas victorias ante Albacete (0-1) y Ponferradina (3-0). Los albirrojos todavía no han perdido lejos de casa en cinco partidos, cuatro de Liga y el anterior de Copa, donde apeó al Tenerife en los penaltis tras un empate sin goles.

 

A POR TODAS

 

Y en esas aparece el Pucela, después de la última victoria y dos empates que hacen que siga invicto en Zorrilla. Los de Rubi tan solo han hincado la rodilla frente al Lugo en la segunda jornada, lo que ha convertido su estadio en un fortín y hace que acumule un total de seis jornadas consecutivas, más uno de Copa, sin conocer la derrota.

 

Ahí tomarán protagonismo los canteranos. Con la lesión de Roger, el debut de Guille Andrés se convierte en más que probable, pero también se presume la participación de otros como Jorge Hernández, Dani Vega o Carmona, que podrían contar con minutos después de entrenar a las órdenes de Rubi estos días. Mientras, la entrada de Jeffren, que volvió este lunes a los entrenamientos una vez recuperado de su rotura de fibras, parece complicado que pueda saltar al campo y Valiente sí está fuera tras su lesión del sábado en Los Pajaritos. Este miércoles, más y mejor en Zorrilla.