Un total de 83.569 alumnos vallisoletanos vuelven al cole este martes, 1.155 más que el pasado curso

Aumenta el censo en la Educación en todo Castilla y León por un cambio jurídico que reduce las guarderías e incrementa el número de centros infantiles.

Valladolid es la provincia con mayor crecimiento de alumnos en la vuelta al cole que se producirá este martes. De esta forma, incrementa 1.155 escolares hasta llegar al total de 83.569. Es el aumento más considerable después de león con 861 alumnos más y Burgos con un crecimiento de 534.

 

En total en Castilla y León, en este inicio de curso 2013-2014, están llamados un total de 366.978 alumnos, un 1,04 por ciento más que el anterior, con el incremento más significativo (10,03 por ciento) en el primer ciclo de Infantil como consecuencia de un cambio jurídico que reduce las guarderías y aumenta los centros infantiles lo que incrementa el censo en Educación.

 

Así lo ha explicado el consejero de Educación, Juan José Mateos, quien ha constatado un descenso del alumnado inmigrante, con un total de 25.986, una tendencia que se ha repetido en los últimos cursos.

 

 

Asimismo, otra de las novedades en el inicio del curso escolar en Valladolid, es que se abrirán un nuevo colegio, además de la ampliación de los centros escolares de  K@ntika y Elvira Lindo en Arroyo de la Encomienda, una "noticia positiva", para responder a las necesidades ante el incremento de la población en estas localidades, según Mateos.

 

El responsable de Educación ha comprometido este lunes un "esfuerzo de financiación" para el funcionamiento de los centros educativos de Castilla y León con 10 millones de euros a mayores hasta alcanzar los 45 millones que se consignarán en el presupuesto de la Junta para 2014.

 

El consejero se ha mostrado "consciente" de las "dificultades" por las que han atravesado los centros educativos de Castilla y León en el curso anterior por lo que ha insistido en la necesidad de "poner más dinero" en pro de un mejor funcionamiento de los centros para que sean "más confortables" y tengan mayor capacidad para trabajar. Según ha precisado Mateos, todo ese "gran esfuerzo económico" se realizará a partir de enero de 2014.

 

Mateos, quien se ha mostrado "optimista" ante el desarrollo de un "buen e importante curso", ha destacado el mantenimiento de la plantilla, con un total de 26.038 profesores para las enseñanzas públicas, tres más que en el curso 2012/2013, si bien la cifra podría variar al alza ya que la Consejería dispone de un "colchón" de entre 20 y 25 plazas que se habilitarían en función de las necesidades del sistema, como la transformación de unidades o las variaciones en Formación Profesional.

 

Sin embargo, este curso se producirá un descenso de 123 docentes en el número de profesores de la concertada ante la caída de unidades si bien el consejero ha destacado el acuerdo alcanzado antes del verano con la patronal y los sindicatos para adaptarse a la situación real. A estas cifras ha añadido los 1.250 profesores a tiempo parcial que llevarán a cabo en el curso 2013/2014 funciones complementarias tanto en la enseñanza pública como en la concertada.

 

MÁS ALUMNOS EN FP

 

Mateos ha significado el incremento del 4,53 por ciento en el alumnado de Formación Profesional que alcanzará la "importante" cifra de 43.014 estudiantes, una realidad que el consejero ha relacionado con los efectos de la crisis y con el hecho de que la Educación sirve para resolver "muchos problemas" de los ciudadanos. Según sus datos, el 45 por ciento de los matriculados en esta modalidad superan los 22 años una característica sociológica que llevará a la reflexión ante los métodos educativos a usar.

 

Por su parte, las cifras de segundo ciclo de Infantil (62.140 alumnos), Primaria (125.041), ESO (85.907) y Bachillerato (37.239) se mantendrán prácticamente invariables (0,28; 0,09; 0,23 y 0,71 por ciento en cada caso), lo que representa un estancamiento, que el consejero ha denominado como "situación meseta", al igual que ocurre con la evolución de la población en Castilla y León.