Un total de 73 gitanos consiguió un empleo en Valladolid en 2013 con el Programa Acceder

Actividades lúdicas e informativas pretenden combatir el desconocimiento hacia un colectivo que integran casi 9.000 personas en la provincia.

Un total de 73 personas de etnia gitana consiguió un empleo en Valladolid en 2013 gracias al Programa Acceder, en cuyo desarrollo trabaja la Fundación Secretariado Gitano, de los que el 56 por ciento eran mujeres.

 

Así se refleja en la Memoria que la Fundación ha presentado este viernes en la capital del Pisuerga, en la que se señala, además, que a lo largo del 2013 se formalizaron gracias a este plan 114 contratos de trabajo, se formó a 60 personas y se llevaron a cabo diez acciones formativas para once jóvenes que accedieron a su primer empleo. En este sentido, el informe señala que un 56 por ciento de los beneficiarios que obtuvieron un empleo a través de Acceder eran jóvenes.

 

Según ha explicado el Secretariado Gitano, se trata de un programa que desarrolla itinerarios individualizados de inserción laboral, así como acciones para la mejora de la cualificación profesional y de intermediación laboral con empresas para la incorporación a puestos de trabajo.

 

Así, durante 2013 se atendió a 336 personas mediante los itinerarios personalizados y se contó con la colaboración de 55 empresas.

 

El programa Acceder se suma a otros planes de fomento del empleo entre la población gitana, financiados por diferentes administraciones y entidades privadas que permitió desarrollar una decena de proyectos formativos, como uno para la mejora del empleabilidad de jóvenes beneficiarios de rentas mínimas -que contó con 14 participantes directos y la colaboración de cuatro empresas colaboradoras-.

 

CUALIFICACIÓN PROFESIONAL

 

Por otro lado, el Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) permitió a 17 jóvenes gitanos formarse como auxiliar de viveros, jardines y centros de jardinería mediante un taller profesional en el que recibieron 950 horas lectivas con la colaboración de dos empresas en las que desarrollaron prácticas no laborales.

 

Por su parte, la iniciativa Aprender Trabajando combina formación teórica con prácticas en un entorno laboral real. En la primera edición del proyecto, 20 jóvenes participaron en la primera fase y 16, en la segunda, que desarrollaron sus prácticas en Carrefour y Carrefour Market. A partir del 1 de julio se desarrollará la segunda edición, centrada en este caso en la formación para el sector de la hostelería, la restauración o el 'catering'.

 

Otros de los pilares de la actividad de la Fundación contenida en la Memoria es el de la educación, mediante la implicación de alumnos, familias y centros para conseguir que los jóvenes gitanos culminen la Educación Secundaria y continúen con grados post obligatorios.

 

En concreto, el programa 'Promociona', desarrollado en los barrios vallisoletanos de Pajarillos y Pilarica, contó con la participación de doce alumnos de quinto y sexto de primaria y otros 13 de ESO.

 

A esto se suman los proyectos de intervención social y desarrollo personal que han atendido 281 casos en 2013. Dentro de ello se han incluido talleres específicos para el ámbito rural o para las mujeres, algunas de las cuales conducen un programa de radio que se emite un viernes de cada mes a través de Onda Verde.

 

PUERTAS ABIERTAS

 

Para dar a conocer estas actuaciones, la Fundación Secretariado Gitano ha celebrado este viernes una jornada de puertas abiertas en su sede de la calle Verbena, donde ha mostrado su labor a través de audiovisuales y exposiciones, a lo que se han unido actividades lúdicas como un mercadillo, todo ello acompañado de café para los asistentes.

 

Bajo el lema 'Ven, es mucho lo que nos une', esta primera Jornada de Puertas Abiertas, que será simultánea en las 54 oficinas de la Fundación repartidas por 14 comunidades autónomas, ha sido una oportunidad para que vecinos, colaboradores, empresas y medios de comunicación conozcan el trabajo que esta entidad realiza desde hace 14 años por la promoción de una comunidad que en la provincia de Valladolid cuenta con cerca de 9.000 miembros.

 

Para desarrollar su labor -en la que colabora con Ayuntamiento, Diputación y Junta de Castilla y León-, la Fundación cuenta en Valladolid con la dedicación de una docena de personas.

 

A fin de favorecer la presencia de público en la jornada, los comercios del entorno de la calle Verbena han informado a sus clientes de la actividad y han lucido en sus escaparates pegatinas en contra de la discriminación de la comunidad gitana.