Un total de 5.085 enviados especiales anunciarán el nombre del nuevo Papa en 24 idiomas diferentes

Periodistas en la cobertura del Cónclave

Los informadores apuestan por un Cónclave corto y un Papa "cercano". Todos ellos se unen a los 600 periodistas que están acreditados permanentemente ante la Santa Sede.

Los informadores apuestan por un Cónclave corto y un Papa "cercano"

ROMA, 12 (De la enviada especial de Europa Press, Laura Ramírez)

A día de hoy, un total de 5.085 periodistas de al menos 65 nacionalidades -casi tantas como las de los cardenales, que provienen de 66 países del mundo-- se han acreditado para cubrir el Cónclave que comenzará este martes a las 16.30 horas, cuando los cardenales lleguen a la Capilla Sixtina después de dirigirse en procesión solemne desde la Capilla Paulina, según han confirmado a Europa Press. De esta forma, el nombre del nuevo Papa será pronunciado en 24 lenguas diferentes. Todos ellos se unen a los 600 periodistas que están acreditados permanentemente ante la Santa Sede.

La sala de prensa, que se suma a la Sala Stampa, estaba abarrotada esta mañana durante el briefing de Federico Lombardi que se retransmitía en directo a través de 14 pantallas ubicadas a lo largo de todo el centro -radios en el piso inferior, prensa escrita en el superior-- y continúa ocupada por cerca de 100 periodistas a poco más de 14 horas de que comience la Misa Pro Eligendo Romano Pontífice, que tendrá lugar mañana a las 10,00 horas.

El 'media center' que cuenta también con 25 puestos con ordenador, 10 cabinas, 6 estudios, 28 puestos en abierto y una zona reservada para las TV, está a solo unos metros del lugar donde los cardenales se han reunido en las Congregaciones Generales.

Entre los acreditados para cubrir este acontecimiento, se encuentra John Paul Shimek, de Wisconsin (EE.UU.) que desde el pasado 5 de marzo y hasta el próximo mes de abril estará escribiendo artículos, locutando piezas por radio y publicando las últimas noticias en Twitter para el grupo 'CatholicVote'.

Para Shimek, con la renuncia de Benedicto XVI concluye un capítulo y comienza uno nuevo al que se tendrá que enfrentar el nuevo Papa, y si bien le parecería maravilloso que fuera un Papa americano, al mismo tiempo cree que lo importante es que sea un Papa "mediador, capaz de dialogar y de preocuparse por los problemas del norte y del sur del mundo indistintamente".

Sobre la atmósfera que se vive estos días en Roma, apunta que sí se ven grupos por la ciudad que vienen a vivir el Cónclave, aunque lo que más le ha impresionado es ver rezando estos días, con motivo de la elección, a numerosos jóvenes en la tumba de Juan Pablo II.

Por su parte, la periodista de la agencia católica de noticias italiana Zenit, Rocío Lancho, que define estos días como "muy intensos y de muchísimo trabajo", no se podía imaginar en 2011 cuando trabajaba en el Comité Organizador de la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid, que un año y medio después estaría cubriendo un Cónclave y por la renuncia de quien entonces aguantaba bajo la tormenta en Cuatro Vientos junto a los jóvenes.

Lancho, que ha asegurado que tanto ella como sus compañeros están "muy emocionados" ante la oportunidad de vivir este "momento histórico" cree que este proceso de elección que comienza mañana no será muy largo sino que durará entre tres y cuatro días, teniendo en cuenta la historia de los Cónclaves. Con respecto al Cónclave anterior, apunta que la principal diferencia es que no ha habido un funeral y que por primera vez se puede vivir un Cónclave "sin la pena" que produce la muerte del anterior Pontífice.

No obstante, en cuanto al perfil del próximo Papa ha señalado que es "el Espíritu Santo el que tiene la última palabra", aunque ha recordado que, según dijo este domingo en la Misa en Montserrat el cardenal Carlos Amigo, el reto del sucesor de Benedicto XVI será la evangelización.

Mientras, desde México, han venido a cubrir el Cónclave Josefina Herrera y el padre Gonzalo Meza de Radio Mil y Estéreo Cien, que han notado sobre todo, un "ambiente de oración" tanto en las calles como entre los cardenales así como en la Basílica, donde un grupo de religiosas rezan durante todo el el tiempo que está expuesto el Santísimo.

Estos periodistas coinciden con el resto en que el Cónclave será corto ya que los purpurados se han ido conociendo en las Congregaciones Generales que se celebran desde el pasado lunes y, aunque no apuntan a ningún perfil ni a ningún cardenal concreto, sí apuestan por que será un Papa "cercano".

AMBIENTE DE " TOTAL INCERTIDUMBRE"

Por otra parte, entre los informadores españoles, se encuentran Tais Gutiérrez y Sandra Duxaderas, del periódico catalán 'Ara' que aseguran que este Cónclave se está viviendo desde el ámbito periodístico "con una incertidumbre total". Sandra considera que los cardenales se han puesto "unos objetivos muy altos" ya que buscan "un líder con personalidad fuerte, enérgico para afrontar los problemas en la Curia, que sepa muchos idiomas y que conozca el Vaticano".

A su juicio, el proceso de elección no se prolongará muchos días y el domingo habrá Ángelus con el nuevo Papa. No obstante, cree que tampoco será tan corto como el último, en el que fue elegido Benedicto XVI, cuando la fumata blanca salió tras las cuarta votación.

Tais, que ya estuvo cubriendo el Cónclave de 2005, piensa que este de 2013 ha levantado "menos expectación". Sin embargo, ha precisado que hay que tener en cuenta que hace ocho años había fallecido Juan Pablo II y se celebró un funeral multitudinario al que acudió mucha gente.