Un total de 36,51 millones de españoles tendrán derecho a voto, 1,58 millones por primera vez

Urna 27S

Más de 36,51 millones de españoles están llamados a votar en las elecciones generales convocadas para el próximo 20 de diciembre, de los que 34,63 millones residen en España y 1,87 millones están inscritos en el extranjero.

Según establece la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), el censo que se utiliza en cada elección es el cerrado el día primero del segundo mes anterior al de la fecha de convocatoria. Ello implica, en este caso, que se va a utilizar el censo vigente el 1 de agosto y las personas que hayan cambiado de domicilio en este tiempo seguirán figurando en la Mesa Electoral que les correspondía antes, donde podrán ejercer su derecho a voto.

Una vez publicado el decreto de convocatoria de los comicios de diciembre, la Oficina del Censo Electoral tiene contabilizados un total de 36.510.962 españoles con derecho a voto para poder renovar los 350 escaños del Congreso y a los 208 del Senado. En todo caso, estas cifras no son definitivas pues ahora se abre un plazo para reclamaciones.

Del total de electores, 34.635.680 residen en nuestro país y 1.875.272 están inscritos en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA).

UNA QUINTA PARTE EN ARGENTINA

De esos 1,87 millones de españoles en el exterior, una quinta parte reside en Argentina (392.943 electores). A continuación se encuentra a mucha distancia Francia, con 194.937 electores (10,4%), seguida por Venezuela, con 159.014 españoles (8,5%); Cuba, con 116.626 electores (6,22%); Brasil, con 108.400 electores (5,8%), y Alemania, con 107.970 españoles (5,75%).

En las elecciones de diciembre están convocados 1.583.560 españoles que han alcanzado la mayoría de edad esta legislatura y que por primera vez se enfrentan a unas elecciones generales, aunque parte de ellos ya han podido votar en las locales de mayo o las europeas de 2014.

En los comicios al Congreso y al Senado sólo pueden votar los ciudadanos que tengan nacionalidad española, residan o no en nuestro país. Quedan por tanto excluidos los extranjeros que viven en España, que sí pueden participar en los comicios locales y, en el caso de los nacionales de países de la UE, en las europeas.