Un total de 288 alumnos con discapacidad visual estudia en 162 centros de Castilla y León, atendidos con la colaboración de la ONCE

Mateos defiende que la sociedad "trata de ser justa a través de la educación" y destaca cómo la Comunidad "trabaja con los problemas".

Un total de 288 alumnos con necesidades educativas especiales derivadas de discapacidad visual cursa sus estudios en 162 centros de Castilla y León, la gran mayoría de los cuales es atendida a través del convenio de colaboración que la Consejería de Educación mantiene con la ONCE y por el que ambas partes ponen a disposición de los centros, alumnado y profesorado, asesoramiento y recursos especializados.

 

Precisamente, este viernes se han entregado los premios autonómicos del XXIX Concurso Escolar ONCE, que este año llevaba por título 'La cápsula del tiempo: la aventura de construir el futuro', en el que los alumnos han tenido que convertirse en protagonistas, actores y directores de un vídeo que plasmara un futuro "accesible" y con "igualdad de oportunidades".

 

El consejero de Educación, Juan José Mateos, y el delegado territorial de la ONCE en Castilla y León, Ismael Pérez, han presidido la entrega de premios en la sala 'Fray Pío' del Monasterio del Prado, sede de la Consejería.

 

Más de 252.000 alumnos de toda España han participado este año en el concurso, de los cuales 64.615 pertenecen a Castilla y León. En la categoría A, correspondiente a tercero y cuarto de Primaria, ha sido premiado el 'Grupo 2' del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Nicomedes Sanz de Valladolid, mientras que en la categoría B (quinto y sexto de primaria), el grupo 'Amigos para siempre grupo María Jesús de Anta' del CEIP Cardenal Mendoza, también de la capital.

 

Por otro lado, en la categoría C (primero y segundo de ESO), el 'Grupo 3' del colegio Nuestra Señora del Rocío de Zamora ha sido el vencedor, y en la D (tercero y cuarto de ESO) se ha impuesto el grupo 'Duque Cort' del Instituto de Educación Secundaria (IES) Duque de Albuquerque, de Segovia.

 

En el acto han estado también presentes los ganadores del premio a nivel nacional en la categoría de Educación Especial, el grupo 'Aula de Educación Especial' del CEIP Pedro I de Tordesillas (Valladolid).

 

SOCIEDAD "JUSTA"

 

Mateos ha subrayado el "compromiso" de la Junta con el alumnado con discapacidad, y ha defendido que la sociedad "trata de ser justa a través de la educación".

 

También ha agradecido el trabajo de los profesores y los alumnos de los centros participantes, a los que ha animado a "seguir trabajando en esta línea", y ha felicitado a los premiados, de los que ha destacado su "creatividad" y su "vertiente solidaria".

 

Por su parte, Ismael Pérez ha destacado que entregar estos premios en un sitio "tan emblemático" como es la sede de la Consejería, es "motivo de orgullo" y ha reconocido que estos galardones son "la joya mimada" de la ONCE, tras lo que ha recordado que se celebran desde los años ochenta.

 

Además, ha manifestado su "satisfacción" por alta participación de alumnos en esta edición del concurso y ha incidido en la importancia de una educación "accesible, integrada e inclusiva".

 

Asimismo, el delegado territorial de la ONCE, se ha felicitado por el hecho de que un colegio vallisoletano se haya impuesto en la categoría nacional, a lo que el consejero de Educación ha puntualizado que, más que "suerte" es "mérito" de "cómo trata esta Comunidad con los problemas".

 

Mateos ha recordado que la colaboración de la Administración con la ONCE en la organización de estos premios se remonta a hace casi 30 años, primero a través del Ministerio y posteriormente por medio de la Junta desde que asumió las competencias en Educación, cuyo convenio se renovó en 2007.