Un total de 22 españoles civiles han fallecido en atentados terroristas en el extranjero desde 1994

Un total de 22 españoles han fallecido en atentados terroristas ocurridos en el extranjero desde 1994, incluida la persona que ha muerto este miércoles en el ataque perpetrado contra el complejo en el que se encuentran el Parlamento tunecino y el Museo del Bardo en Túnez.

Estos son los atentados en los que fallecieron españoles desde 1994:

--Yemen: El 2 de julio de 2007, ocho turistas españoles perdieron la vida en un atentado suicida ocurrido en las ruinas de Mareb, situadas a unos 200 kilómetros al este de la capital yemení, Saná. Siete de ellos murieron en el momento del ataque, mientras que la octava falleció dos semanas después a consecuencia de las heridas. Otros seis españoles resultaron heridos.

--Casablanca (Marruecos): Cuatro españoles fallecieron el 16 de mayo de 2003 en un ataque en la Casa de España de Casablanca contra objetivos occidentales y judíos. En total hubo 45 muertos y decenas de heridos.

--Nueva York: En los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York perdieron la vida tres españoles: uno de ellos era un policía que participó en las labores de rescate y otros dos trabajaban en empresas en los edificios atacados.

--Omagh (Ulster): El atentado más mortífero de la historia del conflicto en Irlanda del Norte, ocurrido el 15 de agosto de 1998, se cobró la vida de dos españoles: un estudiante de intercambio de 12 años y su monitora, de 23.

--Estambul (Turquía): El 2 de abril de 1994 un español de 48 años murió y otros tres resultaron heridos en una explosión en el Gran Bazar de Estambul. El atentado fue reivindicado por el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

--Marrakech (Marruecos): Dos turistas españoles perdieron la vida el 24 de agosto de 1994 en un hotel de Marrakech cuando tres miembros de una red integrista islámica comenzaron a disparar indiscriminadamente en el vestíbulo.

--Egipto: Sólo dos días después, el 26 de agosto, murió un niño de 9 años tras ser tiroteado el autobús en el que viajaba junto a sus padres, que resultaron heridos, y otros turistas en el Alto Egipto.