Un total de 17.300 contratos temporales se convirtieron en indefinidos en CyL durante el pasado año, un 1,9% menos

Un total de 17.300 contratos temporales se convirtieron en indefinidos en Castilla y León durante el pasado año, una cifra que supone un descenso del 1,9 por ciento menos del dato de 2013, cuando se contabilizaron más de 17.600 contrataciones fijas.

Según han informado fuentes de Randstad las provincias de Castilla y León que mayor crecimiento han registrado son Soria (18,9 por ciento y 8.181 contratos indefinidos) y Ávila (12,2 por ciento y 816 contratos).

  

Tras estas provincias se sitúan Valladolid con un crecimiento de 1,7 por ciento y 4.244 contratos, seguida de Burgos con un incremento del 1 por ciento y 3.163 contratos y Zamora con un aumento del 0,7 por ciento y 841 contratos.

  

En el resto de provincias se han registrado caídas con León a la cabeza (-1,3 por ciento y 3.321 nuevos contratos); Segovia (-7,5 por ciento y 1.040 contratos); Palencia (-4,9 por ciento y 1.117 contratos) y, por último, Salamanca con un -1,1 por ciento y 1.974 contratos.

  

Así, entre los meses de enero y febrero de 2015 más de 3.500 profesionales se han beneficiado de este tipo de contratación, lo que supone un aumento del 21,5 por ciento respecto al año anterior, según las mismas fuentes.

  

A nivel nacional, durante los meses de enero y febrero de 2015, más de 75.900 contratos temporales se han convertido en indefinidos. Esto supone un crecimiento del 12,6 por ciento respecto al mismo periodo de 2014, cuando se firmaron 67.400 contratos de este tipo. Desde 2012, este tipo de contratación ha experimentado un aumento del 27,3 por ciento, pasando de 59.600 a 75.900.

 

La evolución de los contratos convertidos en indefinidos varía en función de la comunidad autónoma, de este modo durante 2014, 11 de las 17 comunidades autónomas experimentaron un crecimiento en este indicador respecto a 2013.