Un total de 13.013 personas se convierte en autónomos en CyL con la tarifa plana de 50 euros

Autónomos
En el primer trimestre de 2014, los trabajadores por cuenta propia representaban el 22,5% de los ocupados, frente al 18,4% de media nacional


MADRID/VALLADOLID, 19 (EUROPA PRESS)

Un total de 13.013 ciudadanos de Castilla y León se ha aprovechado de la tarifa plana de 50 euros de cotización a la Seguridad Social para convertirse en autónomos, según ha informado este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En España, la cifra de personas convertidas en autonómos se eleva a 267.964, de las que casi el 41%, en concreto, 109.287, son jóvenes menores de 30 años. Por su parte, en Castilla y León los autónomos representaban, en el primer trimestre del año, el 22,5 por ciento del total de los ocupados con 203.111 trabajadores, frente al 18,4 de media a nivel nacional, lo que demuestra el peso de este colectivo para el conjunto de la economía la Comunidad, de acuerdo con datos aportados por la Consejería de Economía y Empleo.

En el primer semestre del año, se han producido cuatro meses consecutivos con datos positivos en Castilla y León --con 708 autónomos más en el último mes de junio-- y un incremento de 1.528 trabajadores autónomos con respecto al mismo mes del año anterior. En concreto, en los primeros seis meses de 2014, el número de autónomos en la Comunidad ha aumentado en 2.085.

La tarifa plana de 50 euros para nuevos autónomos se introdujo en Real Decreto-ley de apoyo al emprendedor y de estímulo al crecimiento y a la creación de empleo aprobado por el Consejo de Ministros del 22 de febrero de 2013, en el marco de la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven 2013-2016.

Esta estrategia contempla una serie de medidas destinadas a impulsar la contratación juvenil y el emprendimiento para contribuir a reducir el paro en los menores de 30 años. Posteriormente, la Ley de Emprendedores amplió el ámbito de aplicación de la tarifa plana de 50 euros a todos los nuevos autónomos, con independencia de su edad.

Esta medida consiste en que durante los seis meses siguientes a la fecha de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), los nuevos emprendedores se beneficiarán de una reducción del 80% de la cuota, de forma que el nuevo autónomo podrá cotizar durante el primer semestre por 50 euros, frente a los 250 euros que cotiza habitualmente de media. Posteriormente, y durante los siguientes seis meses, se aplicará una nueva reducción sobre la base mínima de un 50%.

Transcurrido este periodo, los autónomos de 30 o más años se beneficiarán de una reducción del 30% en su cotización durante los seis meses siguientes. Por su parte, los hombres de hasta 30 años y las mujeres de hasta 35 se beneficiarán del mantenimiento de una reducción y una bonificación en sus cotizaciones de un 30% durante los siguientes 18 meses.

PLAN AUTONÓMICO

A esto se suma un Plan de Apoyo Específico para trabajadores por cuenta propia promovido por la Junta de Castilla y León a fin de "dar respuesta a las necesidades de este colectivo" en coordinación con las ya existentes.

Para ello, el Plan pretende "fomentar la cultura del autoempleo", facilitar la "necesaria formación" que mejore su competitividad, promover la implantación de las nuevas tecnologías y la simplificar los procedimientos administrativos a los que deben someterse los emprendedores.

Asimismo, pretende facilitar la promoción del trabajo autónomo y la cooperación empresarial, el relevo generacional, la financiación de sus inversiones y circulante, la ejecución de políticas activas de fomento y apoyo al autónomo, el desarrollo de su actividad, así como la creación y el mantenimiento del empleo, el fomento de la Responsabilidad Social Empresarial y la interlocución entre el sector y la Administración autonómica a través de un nuevo Consejo Regional de Autónomos.

En relación con este último, ya está en tramitación el proyecto de decreto por el que se crea el Registro de Asociaciones de Trabajadores Autónomos de Castilla y León, al que se dará continuación con la regulación del propio Consejo Regional, así como de los criterios de valoración que determinen la representatividad de dichas asociaciones y su derecho a estar presentes en el Consejo.