Un total de 116 detenidos, de ellos dos en Castilla y León, por defraudar a la Seguridad Social más de 2 millones

Paro, Parados Empleo, Desempleo, Trabajo, INEM, Seguridad Social

Utilizaban un entramado de nueve empresas ficticias para acceder de forma indebida a prestaciones públicas.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en 18 provincias españolas a 116 personas, una de ellas en Burgos y otra en Soria, por defraudar a la Seguridad Social más de dos millones de euros. Utilizaban un entramado de nueve empresas ficticias para acceder indebidamente a prestaciones públicas y regularizar su situación administrativa en España.


Las investigaciones se iniciaron a principios del pasado año gracias a la información procedente de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Navarra que informaba de que varias empresas radicadas en su territorio podrían ser ficticias.

A partir de ese momento, los agentes comenzaron a cruzar miles de datos hasta comprobar que se trataba de un entramado de empresas ficticias, creadas y administradas por un ciudadano de nacionalidad marroquí, que habría dado de alta de manera fraudulenta en el Régimen General de la Seguridad Social a un gran número de supuestos trabajadores.

Todo ello tenía una doble finalidad, una era la de acceder de forma indebida a todo tipo de prestaciones públicas, y otra, en el caso de ciudadanos extranjeros, regularizar su situación administrativa en España, según informan fuentes policiales.

El entramado empresarial estaba compuesto por nueve empresas, que mediante las altas ficticias de sus trabajadores en la Seguridad Social habría defraudado más de dos millones de euros al ente público. Una vez identificadas las personas que habían defraudado a la Seguridad Social, los agentes detuvieron a 116 personas de nacionalidades española, marroquí y argelina, repartidas en 18 provincias de la geografía española, entre las que figuran una detenida en Burgos y otra en Soria.

La investigación ha sido desarrollada por la Brigada Provincial de Extranjería de Pamplona y coordinada por el Grupo III de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, con la colaboración de las Brigadas Provinciales de Extranjería de Burgos, Barcelona, Zaragoza, León, Cáceres, Lérida, Valencia, Vizcaya, Guipúzcoa, Toledo, Alicante, Álava, Soria, Huelva y la Brigada Local de Jaca.