Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Un set para retrasar el alirón

Albiol fue el autor del primero de los seis goles, marcados por otros cinco compañeros

Pitada a Mourinho en la presentación de la que se olvidan los jugadores del Madrid en el campo para pasar por encima del Málaga (6-2). 

El Real Madrid ha retrasado, al menos cuatro días más, el alirón del FC Barcelona después de golear al Málaga (6-2) en el encuentro adelantado de la jornada 36º que se disputó este miércoles en el estadio Santiago Bernabéu, donde al equipo de José Mourinho le bastaron los cuatro goles de la primera mitad para alejar al cuadro andaluz de Europa y celebrar su victoria liguera número 1.000 ante su afición.

 

El conjunto blanco no sucumbió al 'match ball' y el Barcelona, que en caso de empate o derrota ante el Málaga le hubiese arrebatado hoy la corona de la Liga desde el sofá, tendrá que esperar al final de semana para terminar los deberes.

 

Los últimos acontecimientos no pasaron desapercibidos en la parroquia blanca, que castigó a su entrenador con una sonora pitada que puso la banda sonora al inicio del partido. Sin embargo, los jugadores dejaron a un lado los asuntos personales y pronto dieron señales de querer retrasar la fiesta blaugrana.

 

A los dos minutos, Albiol revivió sus mejores tiempos al recibir un balón desde la esquina y batir a Caballero con un gran remate de cabeza. Pero el Málaga, equipo que dio pie a la declive madridista en Liga allá por el mes de diciembre, no iba a quedarse de brazos cruzados. Cumplido el primer cuarto de hora, otra jugada a balón parado iba a mover el marcador del Bernabéu. Esta vez, Santa Cruz recogió un balón interceptado por Lugano y, completamente solo, no falló ante Diego López.

 

A raíz de ahí, el Real Madrid quiso olvidar los fantasmas del pasado y buscó con ahínco la meta de Caballero. Cristiano Ronaldo se mostró irreconocible cuando primero falló un gol cantado desde el punto de penalti y, después, desperdició una pena máxima cometida por Sergio Sánchez -acción que le costó la roja directa- enviando el esférico al centro de la portería.

 

Sin embargo, a los pocos minutos pudo enmendar los dos errores anteriores con un tanto de falta directa. Con todo el Málaga metido en su área, el portugués envió la pelota al único hueco que quedaba para firmar su gol 200 con el Real Madrid y acabar siendo coreado por toda la grada. Pero ahí no iba a acabar el festín blanco, que se aprovechó de la debilidad de un Málaga con diez para matar al enemigo antes del descanso.

 

Rebasada la primera media hora de juego, Özil dejó su huella en el tercero de los madridistas. El conjunto de Chamartín condujo una contra de forma magistral y Cristiano le cedió un genial pase al alemán, que dejó sentado a Antunes antes de fusilar a Caballero quien, lesionado, tuvo que dejar más tarde su hueco a Kameni.

 

RONALDO ASISTE, BENZEMA SENTENCIA

 

A los tres minutos de este nuevo mazazo para el Málaga, Antunes, desde el borde del área, se inventó una rosca imparable para Diego López, sin duda, un tanto que alimentaba la esperanza del Málaga. Pero poco antes de cumplirse el primer acto, Benzema bajó de las nubes al Málaga con el cuarto gol de la noche, un regalo de Cristiano Ronaldo, que le cedió el balón con generosidad al francés cuando tres jugadores del Madrid se plantaron solos en el área chica.

 

Casi como si se jugara la vida, el Madrid continuó mordiendo en la segunda mitad, cuando dispuso de más de una ocasión clara para hundir al conjunto de Manuel Pellegrini, quien no esperaba que el guión se torciera tan rápido. No obstante, aún tendría que sufrir algo más el 'ingeniero' en este periodo.

 

Antes de marcharse al vestuario para dejar su hueco a Di María, Modric también quiso participar en el festín de goles. El croata protagonizó una bonita pared con Benzema y, desde la frontal del área, envió el balón al fondo de las mallas.

 

Para más inri, Demichelis dejó a su equipo con nueve cuando vio la segunda amarilla a falta de quince minutos para el final. Cuando todo parecía concluido y la afición ya desfilaba del estadio, Di María anotó el sexto y redondeó una noche mágica para el Madrid, donde la única nota negativa fue la lesión de Özil, que me marchó en camilla y despertó las dudas sobre su presencia en la final copera.

 

FICHA TÉCNICA

 

REAL MADRID: Diego López, Nacho, Varane, Albiol, Coentrao (Fabinho, min.77), Essien, Xabi Alonso, Modric (Di María, min.64), Özil, Cristiano Ronaldo y Benzema (Higuaín, min.68).

 

MÁLAGA: Willy Caballero (Kameni, min.40), Sergio Sánchez, Lugano, Demichelis, Antunes, Portillo, Camacho, Isco, Eliseu (Onyewu, min.76), Baptista (Iturra, min.27) y Roque Santa Cruz.

 

GOLES:

   1 - 0, min.2, Albiol.

   1 - 1, min.15, Santa Cruz.

   2 - 1, min.26, Cristiano Ronaldo.

   3 - 1, min.33, Özil.

   3 - 2, min.36, Antunes.

   4 - 2, min.41, Benzema.

   5 - 2, min.63, Modric.

   6 - 2, min.91, Di María.

 

ÁRBITRO: Jesús Gil Manzano (C.Extremeño). Amonestó con tarjeta amarilla a Cristiano Ronaldo (min.80) por parte del Real Madrid; y a Santa Cruz (min.25) e Iturra (min.80) por parte del Málaga. Expulsó por roja directa a Sergio Sánchez (min.21) y a Demichelis por doble amarilla (min.43 y min.73).

 

ESTADIO: Santiago Bernabéu.