Un restaurante deja una conmovedora nota a alguien que buscaba comida en la basura

La dueña del restaurante de sándwiches, Ashley Jiron, hacía mucho que había abierto su local en Warr Acres pero jamás se había dado cuenta de que alguien hubiera rebuscado en su basura.

Sucedió en Warr Acres, Oklahoma, en el restaurante 'PB Jams', donde una nota dirigida a una persona que rebuscó en la basura del local, ponía de manifiesto la intención del propietario del restaurante de no permitir ese comportamiento en la medida en que pudiera ofrecerle asiento y alimento para comer como un ser humano.

 

La dueña del restaurante de sándwiches, Ashley Jiron, hacía mucho que había abierto su local en Warr Acres pero jamás se había dado cuenta de que alguien hubiera rebuscado en su basura. Y así fue. La semana pasada Ashley se encontró con bolsas de cartón sacadas del contenedor y señales de que alguien había seleccionado comida en estado aceptable para poder llevarse a la boca. La emoción y la compasión de la propietaria invadieron sus sentimientos, pero no se quedó ahí. Un folio impreso con un potente mensaje apareció colgado en la puerta del restaurante con el fin de que esa persona lo leyera.

 

"Para la persona que rebusca en la basura para su siguiente comida. Eres un ser humano y vales más que una comida de un contenedor de basura. Por favor, acércate en el horario de apertura para un clásico pb&j, un poco de verduras frescas y un vaso de agua sin costo alguno. Sin preguntas. Tu amigo, el propietario".

 

La nota también se subió en el Facebook de la empresa y no pasó desapercibida para los transeúntes de la localidad, ni tampoco para los clientes. Gracias a las redes sociales, la nota se hizo viral y los medios estadounidenses no tardaron en entrevistar a Ashley. "Me duele que haya alguien que tenga que hacer estas cosas. Creo que todos hemos estado en una posición en que hemos necesitado la ayuda de alguien y si yo puedo ser esa persona que extienda su mano para ayudar a alguien, entonces, sin duda, lo haré", declaró a KFOR.

 

Una avalancha de personas de todo el mundo se puso en contacto con Ashley para mostrar su apoyo y alabar esa parte humana. Además de apoyo, Ashley ha recibido propuestas de la comunidad que se han plasmado en la campaña #ShareTheNuts con la que anima a todo aquel que quiera adelantar el pago de otra comida que irá destinada a una persona necesitada. Si hay un excedente de dinero al final de mes, ese dienro irá destinado a la compra de alimentos para un refugio de personas sin hogar.