Un recién nacido, rescatado de los tubos de un respiradero de un edificio

El bebé se encontraba el interior de una bolsa de plástico con una abertura para permitirle respirar y contaba con apenas 30 horas de vida.

Efectivos de bomberos de Alicante han rescatado con vida a un neonato del interior de las cavidades de los tubos de un respiradero de un edificio situado en un patio interior en el número 4 de la calle Benissa, después de que una vecina alertara de que había oído "maullidos de gato" en las conducciones de las tuberías.

  

Según ha informado la Concejalía de Seguridad Ciudadana en un comunicado recogido por Europa Press, cerca de la medianoche esta llamada de alerta movilizó a los efectivos del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios (SPEIS) y agentes de la Policía Local, que se personaron inmediatamente en el lugar de los hechos.

  

Tras localizar el origen de los sonidos, constataron que no se trataba de maullidos, sino de lloros o gemidos de un neonato, que fue rescatado. El bebé se encontraba el interior de una bolsa de plástico con una abertura para permitirle respirar.

  

El recién nacido fue atendido por una unidad del SAMU en el lugar de los hechos y los facultativos comprobaron que el neonato presentaba buen estado y podría tener apenas 30 horas de vida.