Un puñado de invitados para presenciar cinco juramentos y dos promesas

Los nuevos consejeros acceden a la Sala de Mapas ante una nube de fotógrafos.
Ver album

Pocos invitados en la Sala de Mapas de la Junta en la toma de posesión de los nuevos consejeros que conforman el ejecutivo regional de herrera

Ha sido un acto “sencillo y austero”, muy del gusto de Juan Vicente Herrera, con pocos invitados, pues la Sala  de Mapas de Presidencia de la Junta de Castilla y León es recoleta. Un puñado de familiares, los altos cargos del anterior ejecutivo, los consejeros salientes, los entrantes –por supuesto- y una nutrida representación de los medios de comunicación de Castilla y León.

 

Juanto a secretarios generales y directores generales de la pasada legislatura, presenciaban el acto la actual presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, su vicepresidente primero, Ramiro Ruiz Medrano y su secretario Óscar Reguera. También estaba presente el delegado del Gobierno, Juan Carlos Suárez Quiñones, que el viernes cesará de este cargo y el lunes asumirá la responsabilidad como consejero de Fomento.

 

Todos los nuevos consejeros han jurado cargo, excepto el de Sanidad y el de Educación que han prometido. Es  más, una de las anécdotas ha llegado precisamente con Fernando Rey, nuevo responsable de Educación, que ha “prometido en blanco” tal y como ha bromeado Herrera. Al nuevo consejero, en la fórmula de promesa se le ha olvidado añadir la coletilla de “consejero de Educación’”.

 

Tampoco ha faltado el humor de Herrera, cuando al entrar en el salón ha preguntado cuál era su ubicación, el personal de protocolo le indicaba el lugar al tiempo que el presidente decía: “aquí de florero”. Más risas, cuando Valdeón tenía que jurar dos veces: como vicepresidenta y consejera de Empleo.

 

Cuando acaba el acto, Herrera saludaba uno por uno a todos los invitados y, minutos después, sin tiempo que perder se iniciaba el primer consejo de Gobierno.