Un proyecto educativo del Liceo francés de Castilla y León se lanza a todo el mundo para educar con nuevas tecnologías

Profesores del colegio vallisoletano demostraron que el uso de las tablets permite que los niños sean más independientes para conseguir sus medios de conocimiento.

Las nuevas tecnologías pueden mejorar la educación de los alumnos de todo el mundo. Esa es una de las conclusiones a las que llegaron François Perocheau y Céline Heude cuando pusieron en marcha un proyecto educativo con el uso de tablets en el Liceo francés de Castilla y León. El colegio siempre apuesta por la innovación en la educación y al final su esfuerzo ha tenido recompensa con el reconocimiento internacional de la comunidad educativa al trabajo de estos dos trabajadores.


El proyecto se llevó a cabo con niños de sólo 4 años, que se pusieron manos a la obra a trabajar con tablets de última generación. Tenían que preparar un álbum con imágenes que hicieran con sus aparatos y grabarse explicando su composición. Con las correcciones del profesor, los alumnos podían volver a escucharse tanto en clase como en casa para corregir sus propios errores, de forma que consolidaban sus estructuras lingüísticas de
forma más rápida y autónoma.


Este proyecto ha sido seleccionado para presentarse en el Congreso Mundial de la Misión laica francesa, un encuentro educativo a nivel internacional que se ha celebrado los días 12, 13 y 14 de mayo en Zaragoza, y que este año trataba el tema de las nuevas tecnologías. Así, casi 300 responsables de dirección y administración de 125 colegios franceses de países de todo el mundo han compartido esta experiencia de los dos profesores del colegio vallisoletano.

 

Además, el próximo viernes y sábado (16 y 17 de mayo), el proyecto también será presentado en el Fórum de los Docentes Innovadores y de la Innovación Pedagógica, apoyado por el Ministerio de Educación Francés, que tendrá lugar en Burdeos. Allí, cientos de profesores acuden cada año para descubrir los proyectos educativos más innovadores.