Un proyecto de Europa invertirá siete millones en Valladolid para transformar energéticamente un barrio

Incluye la remodelación de 398 viviendas en las viviendas de Fasa-Renault y la adquisición de dos autobuses municipales eléctricos o híbridos.

El proyecto 'Faro' europeo nombrado como Remourban, liderado por Valladolid, prevé la inversión en la ciudad de más de 7 millones de euros para una intervención de regeneración urbana en el grupo de viviendas Fasa-Renault de las Delicias, así como para el despliegue de vehículos sostenibles tanto municipales como privados, la mejora de la red de recarga y la difusión de información.

  

Remourban ha sido presentado este miércoles en el Ayuntamiento de Valladolid por el alcalde de la ciudad, Francisco Javier León de la Riva, y por representantes del centro tecnológico Cartif, que es uno de los socios desarrolladores del proyecto, junto con un consorcio europeo formado por 22 socios.

  

En este proyecto 'Faro' Valladolid figura como ciudad "líder" junto con otras dos "demostradoras" como Nottingham (Reino Unido) y Tepebasi, en el noroeste de Turquía. El presupuesto total del proyecto es de 23,8 millones de euros, de los que la Unión Europea aporta una financiación de 21,5 millones de euros y, según el alcalde de Valladolid, el Ayuntamiento aportará 1,4 millones de euros.

  

Las inversiones totales en actuaciones en las tres ciudades estarán en torno a los 15 millones de euros y de ellos 7 millones de euros en la ciudad de Valladolid.0.

  

Remourban está liderado por el Centro Tecnológico Cartif y cuenta con la participación de un amplio consorcio internacional de 22 socios. En España, el Ayuntamiento de Valladolid y las empresas Acciona, Iberdrola, Xeridia, GMV y Dalkia, serán las encargadas de desarrollar las actuaciones principales en el polígono de viviendas de Grupo Empresa Fasa-Renault, situado al final de las Delicias -entre la Avenida de Madrid y el Paseo Juan Carlos I-.

  

Las actuaciones previstas comenzarán "en la primavera de 2015", según la previsión de León de la Riva, y se prolongarán hasta 2020. En el caso del polígono de viviendas, se plantea la actuación en 24.700 metros cuadrados y 398 viviendas en las que residen en torno a mil personas.

  

El principal proyecto se dirige a implantar el suministro de energía basado en fuentes renovables, con calefacción de distrito con biomasa, para calefacción y agua caliente sanitaria y paneles fotovoltaicos en fachada para generación de energía eléctrica. Con ello, según han señalado el regidor vallisoletano y el director de Cartif, José Ramón Pemán, se prevé un ahorro del 50 por ciento en el gasto energético de las viviendas.

  

En este sentido, la concejal de Vivienda y Urbanismo, Cristina Vidal, ha precisado que se han realizado las "primeras aproximaciones" para valorar el coste que tendrá este proyecto en la zona y la cantidad que deberían aportar los vecinos, pero no ha querido dar cifras porque todavía no son definitivas.

 

VEHÍCULO SOSTENIBLE

  

Por otra parte, Remourban contará con inversiones para la adquisición de al menos un autobús eléctrico y otro híbrido para la flota de Auvasa, un plan de promoción para la adquisición de en torno a 20 taxis eléctricos, adquisición de dos vehículos eléctricos para la flota del Ayuntamiento, y el desarrollo de una promoción de subvenciones para la compra de 20 vehículos eléctricos privados, y cinco vehículos eléctricos de reparto de mercancías.

  

Se plantea además la instalación de cuatro puntos nuevos de carga rápida para taxis, un punto nuevo de carga normal para taxis, cuatro puntos nuevos de carga rápida para autobuses, trece actualizaciones de postes de carga existentes, y 21 nuevos de carácter general.

  

Remorurban se completará con el despliegue de una plataforma de información a escala de la ciudad y de una "potente estrategia" de participación ciudadana que refuerce el impacto social del proyecto

  

Con todo ello, se pretende "desarrollar y validar" un modelo de regeneración urbana integral y sostenible, abordando la implantación en las ciudades de soluciones tecnológicas innovadoras en los sectores de la energía, el transporte y las TICs, con el objetivo de acelerar la transformación de las ciudades europeas en áreas urbanas inteligentes para el progreso social y la regeneración ambiental, así como en áreas de atracción y motor del crecimiento económico.

  

En Valladolid se espera que unas 4.500 personas tengan en algún momento relación con el proyecto, 1.200 directamente en el barrio objeto de la intervención y el resto a través de las mejoras en el transporte.

  

Se espera llegar a reducir las demandas de energía totales de los edificios intervenidos en más de un 40 por ciento, e incrementar el ratio de producción de energía eléctrica in situ en los barrios en un 30 por ciento, a través de tecnologías como la solar fotovoltaica y la cogeneración.

  

Además está previsto que el proyecto logre un incremento en el uso de las soluciones de transporte sostenible de un 5 por ciento.

 

REDUCCIÓN DEL 5% DE CO2

  

El proyecto en su conjunto implicará una reducción del 5 por ciento  en las emisiones de CO2 por persona como resultado de las acciones desplegadas en las tres ciudades.

  

Este proyecto se encuentra enmarcado en la iniciativa Smart City Valladolid y Palencia, ya que se desarrolla en una de las ciudades escenarios de la misma y casi la totalidad de las entidades españolas participantes son miembros de la Asociación. Sin embargo, Palencia no forma parte como 'demostradora' porque, como ha precisado León de la Riva, en cada proyecto 'Faro' sólo se podía presentar una ciudad de cada país.

  

El director de Energía de Cartif, Sergio Sanz, ha recalcado que los proyectos Faro son "emblemáticos dentro del contexto europeo de las ciudades inteligentes", y situarán a 30 ciudades como referente en la innovación en el entorno europeo y mundial. De hecho, los representantes han destacado que, de los 20 proyectos presentados a la convocatoria, sólo se han seleccionado tres, y Remourban obtuvo la segunda mejor calificación.