Un programa de la AECC logró que 201 vallisoletanos dejaran de fumar en 2015

Como motivo del Día Mundial Sin Tabaco, el 31 de mayo, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) pone a disposición de la población el programa de deshabituación tabáquica. 

Como cada año la AECC quiere ayudar a los fumadores. No se trata de un camino fácil, pero este programa brinda su apoyo a la sociedad. Su objetivo es terminar con  ifras tan escalofriantes, como que el tabaco produce el 65% de las muertes en la Unión Europea. Os preguntareis ¿Qué supone en España? Pues nada más ni nada menos que 60.000 personas fallecen cada día a consecuencia del tabaco, lo que significa que 164 personas cada día.

 

¿Qué supuso este programa en la ciudad de Valladolid? El resultado es positivo, consiguió que 201 personas decidieran en 2015 dejar a un lado el humo y pasarse a la ‘vida sana’. Esta iniciativa  logró un índice de abstinencia del 74%. Pero a pesar de mostrar datos positivos, ya que solo un 24% no supero el reto, son las mujeres quien se atreven a dar este paso en comparación con  los hombres, 124 mujeres frente a 74 varones.

 

Pero dentro de este mundo de la nicotina lo que más preocupa a la AECC es la dependencia que produce el tabaco en edades incipientes. Por eso lanza una campaña de concienciación a los más jóvenes que empiezan a consumir sus  primeras caladas a los 14 años. Un total de 140.000 jóvenes en toda España han participado en 2015 en este programa llamado ‘Fumar es Loser’.

 

A lo que respecta a la ciudad de Valladolid muchos centros escolares, en concreto 13, han querido hacer participes a los menores en este proyecto de concienciación. Un total de 7.728 jóvenes han participado en los programas de prevención y educación para la salud impartidos por la AECC.

 

Por eso todas las campañas son pocas, hay que terminar con el tabaco. Y debe saber una cosa, no está solo, y la AECC lo demuestra con su lema ‘Sal conmigo del tabaco’. Su finalidad es clara, concienciar a la población que deje de fumar y ayudar a quien no los son a que los fumadores de su alrededor abandonen esa adicción. ¿A qué está esperando?