Un procurador del PP vota en Cortes a favor de retirar la ley del aborto

El grupo popular no había hecho indicación sobre el voto y al menos un procurador del PP votó a favor de una proposición del PSOE para pedir al Gobierno que retire el proyecto de ley. 

Un procurador del Grupo Popular en las Cortes de Castilla y León ha apoyado una proposición no de ley (PNL) del Grupo Parlamentario Socialista que rechazaba la revisión de la actual legislación sobre el aborto mientras que otro compañero de bancada ha optado por no participar en la votación secreta que ha tenido lugar este miércoles en torno a esta iniciativa. Esta es la principal conclusión de la votación de esta PNL que, a petición del Grupo Socialista, se ha producido de forma secreta aunque sin introducir los votos en las urnas.

 

La PNL del Grupo Parlamentario Socialista ha recibido un total de 50 votos en contra (el Grupo Parlamentario Popular tiene 53 escaños en las Cortes aunque en toda la sesión plenaria de hoy se ha ausentado la procuradora Sonia Palomar por motivos personales) y 31 a favor, que, todo hace indicar, son los 28 emitidos por el Grupo Socialista (el PSOE obtuvo 29 escaños pero la procuradora zamorana Ana Sánchez está de baja por maternidad), los dos del Grupo Mixto y uno de un procurador 'popular'.

 

Se de la circunstancia de que en el resto de las votaciones del bloque del orden del día correspondientes a las PNL (las puertas del hemiciclo están cerradas por lo que no puede entrar ni salir ningún procurador) se han registrado 52 votos por parte del Grupo Popular, a excepción precisamente de la del aborto en la que ha habido 50 votos en contra, es decir, que otro procurador del PP ha preferido no votar.

 

En declaraciones recogidas por Europa Press, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Carlos Fernández Carriedo, ha considerado que el resultado de esta votación se debe analizar desde la naturalidad y la normalidad democrática y ha reconocido que al no haber habido una instrucción de voto se ha podido producir un error por parte de alguno de sus compañeros o una votación diferente "por decisión personal".

 

El portavoz de los 'populares' ha descartado tomar cartas en el asunto por ese voto en contra del resto del partido y ha insistido en que se ha tratado de un procedimiento secreto, como había solicitado al menos una quinta parte de los procuradores. "Hay que verlo con naturalidad", ha reiterado Fernández Carriedo, que ha ironizado sobre que se pida el voto secreto para luego querer saber quién ha votado diferente.

 

Para el portavoz del Grupo Socialista, Óscar López, lo importante es que, a diferencia de lo ocurrido ayer en el Congreso donde el PP mantuvo la unidad de voto en una iniciativa similar, un día después en las Cortes de Castilla y León se ha roto el voto del Partido Popular. "Teníamos hoy 28 procuradores votando, dos del Mixto serían 30 ha habido 31 votos y, por lo tanto, al menos uno del PP tiene que haber votado esta iniciativa, la cuenta es bien sencilla", ha resumido, al mismo tiempo que ha recordado que otro procurador del PP no ha votado, ni a favor ni en contra.

 

"Cabría intuir", ha matizado López, quien ha reconocido no obstante que este hecho es "claramente insuficiente" ya que la mayoría del PP ha rechazado la iniciativa del PSOE, si bien ha insistido en la importancia de que se haya puesto de manifiesto que "al menos hay alguna conciencia" en el PP que está en contra de lo que propone el Gobierno de la nación. López ha aprovechado la ocasión para felicitar a la procuradora Esther Pérez por su defensa de una propuesta socialista en las Cortes de Castilla y León en contra de la revisión de la Ley del Aborto y contra la "contrarreforma" que plantean el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, y "ojo", ha apuntado, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el PP, en lo que ha considerado un ataque al derecho de las mujeres y un retroceso en una conquista social de más de 25 años.