Un penalti de Rumanía retrasa una clasificación histórica de Suiza

Bonito duelo entre el equipo suizo y el rumano

La selección suiza se ha quedado a las puertas de ser el primer equipo en alcanzar matemáticamente los octavos de final de la Eurocopa tras empatar contra Rumanía (1-1) en un bonito duelo que deparó peligro en ambas porterías.

 

FICHA TÉCNICA


RUMANÍA: Tatarusanu; Sapunaru, Chiriches, Grigore, Rat (Filip, min.63); Pintilii (Hoban, min.46), Prepelita; Chipciu, Stancu (Andone, min.84), Torje; y Keseru.

SUIZA: Sommer; Lichtsteiner, Schär, Djourou, Rodríguez; Xhaka, Behrami; Dzemaili (Lang. min.84), Mehmedi, Shaquiri (Tarashaj, min.90+); y Seferovic (Embolo, min.63).

GOLES:

1-0, min. 18, Stancu (p).

1-1, min. 57, Mehmedi.

ÁRBITRO: Sergei Karasev (RUS). Amonestó a Prepelita (min.22), Chipciu (min.24), Keseru (min.37) y Grigore (min.76) por parte de Rumanía y a Xhaka (min.50) y Embolo (min.90+) por parte de Suiza.

ESTADIO: Parque de los Príncipes de París.

Tras unos primeros partidos en la competición en los que la suerte del gol se encontró a cuentagotas, ambos cuadros salieron enfilados a romper esta dinámica buscando la portería rival con descaro. No obstante, las idas y venidas de un duelo plagado de oportunidades fueron incapaces de deshacer la igualada al término de los 90 minutos a pesar de que un inocente penalti rozó el primer triunfo rumano en la Euro 2016.


Rumanos y suizos emprendieron el duelo con opciones precoces de romper el 0-0 en el marcador en los dos bandos, dando un dolor de cabeza a los defensores presentes sobre el césped. Inmersos en un intercambio de ocasiones continuo, los amarillos golpearon desde los once metros tras hacer bueno un saque de banda sin excesivo peligro aparente.

Tras la puesta en juego del balón, Chipciu se internó en el área provocando un agarrón infantil de Lichsteiner ante el que el colegiado no dudó en señalar la pena máxima. Stancu fue el encargado de transformarla, engañando a la perfección al portero con un disparo raso muy ajustado.

El gol apretó al máximo el Grupo A de la Euro, dando lugar a un triple empate en la cabeza a la espera de la disputa del Francia-Albania. Por su parte, los hombres de Petkovic se vieron por primera vez en el campeonato en desventaja, e incluso no pudieron hacer más que resoplar ante un disparo de Sapunaru que a punto estuvo de doblar las distancias, pero su remate se estrelló en el palo.

MEHMEDI ARREGLA EL ENTUERTO

Ante la obligación de marcar de los centroeuropeos, el partido se abrió, dando lugar a acercamientos en cada área que pusieron el resultado en vilo e hicieron presagiar que el duelo no terminaría así. De hecho, las intentonas devolvieron el empate cuando se rondaba la hora de juego, gracias a un zapatazo de Mehmedi en el rechace de un córner que perforó sin piedad las mallas.

Con todo por decidirse, Suiza adoptó el peso del encuentro, dueño y señor de la posesión, y buscó continuamente a un Embolo fresco, recién entrado al terreno de juego, incisivo buscando las cosquillas de la pareja de centrales rumana.

No obstante, se echó de menos la precisión en la finalización de las jugadas, ya que la falta de acierto de Dzemaili o Shaqiri condenó al encuentro a unas tablas que dejaron al combinado suizo a un solo tanto de firmar una clasificación histórica a octavos, su primera en un Campeonato de Europa, y que obligan a Rumanía a ganar en el último choque de la fase de grupos para no tener sus días contados en Francia.