Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Un pájaro gigante vivió en el Ártico hace 50 millones de años

Pájaro gigante (Foto: E. P.)

Paleontólogos de la Academia China de Ciencias y la Universidad de Colorado Boulder han descrito la primera evidencia fósil de un enorme pájaro no volador que vivió en el Ártico hace 53 millones de años.

Paleontólogos de la Academia China de Ciencias y la Universidad de Colorado Boulder han descrito la primera evidencia fósil de un enorme pájaro no volador que vivió en el Ártico hace 53 millones de años.

 

Gastornis medía dos metros de altura y pesaba más de 90 kilos. La evidencia fósil es pqueña, un solo hueso del dedo del ave encontrado en la isla de Ellesmere (Canadá), por encima del círculo polar ártico. El hueso es casi una copia exacta de huesos de dedos fósiles del mismo enorme pájaro descubierto en Wyoming y que datan de más o menos al mismo tiempo.

 

El fósil de Gastornis (anteriormente Diatryma) de la isla de Ellesmere había sido cuestionado por algunos paleontólogos. Pero esta es la primera vez que el hueso se ha examinado de cerca y descrito como tal. Fósiles de esta especie se han encontrado también en Europa y Asia.

 

"Sabíamos que había unos pocos fósiles de aves allí arriba, pero también sabíamos que eran extremadamente raros", dijo Jaelyn J, Eberle, coautora del estudio, publicado en Scientific Reports. Además del dedo de Gastornis de Ellesmere, otro científico informó haber visto una huella fósil allí, probablemente de una gran ave no voladora, aunque su ubicación específica se desconoce, dijo Eberle.

 

Hace unos 53 millones de años, el medio ambiente de la isla Ellesmere era probablemente similar a los pantanos de cipreses en el sureste de lo que hoy son los Estados Unidos. La evidencia fósil indica que la isla, que es adyacente a Groenlandia, alojaba tortugas, cocodrilos, primates, tapires e incluso grandes mamíferos parecidos a hipopótamos y rinocerontes.

 

Hoy en día, la isla de Ellesmere es uno de los ambientes más fríos y secos de la Tierra, donde las temperaturas pueden bajar hasta - 40 grados durante el invierno.