Un nuevo taller permite en Burgos que los clientes reparen sus propios vehículos, con lo que pueden ahorrar hasta un 60%

Taller de 'Repara tu vehículo'
Un nuevo taller permite a los burgaleses ahorrar hasta un 60 por ciento en la factura de reparación del vehículo a cambio de que ellos mismos se conviertan en mecánicos y se encarguen del arreglo de su propio vehículo.
BURGOS, 12 (EUROPA PRESS)



Esta es la propuesta de la franquicia 'Repara tu vehículo', que ha abierto su quinto establecimiento en España, en este caso en la calle Vitoria, en un espacio de 430 metros cuadrados habilitados con distintos 'boxes' para que los usuarios puedan realizar "múltiples tareas de reparación y mantenimiento" de sus coches.

Según han informado a Europa Press fuentes de la firma, el objetivo es plantear la mecánica "como un hobby" y convertir el taller en un espacio "en el que el cliente disfrute", dentro de un ambiente "agradable".

El taller cuenta con una serie de 'boxes' "pulcros, diáfanos y con grandes cristaleras que permiten la entrada de luz natural" que, además, poseen "la ultima tecnología en maquinaria y lavado".

De acuerdo con este planteamiento, el cliente alquila un 'box' en el que tendrá a su disposición "todas las herramientas y maquinaria necesarias" para llevar a cabo la reparación, a lo que se suma la presencia de un mecánico experto que proporcionará al cliente un "asesoramiento constante".

OPERACIONES MÁS REALIZADAS

Entre las operaciones "sencillas" de mantenimiento que más éxito tienen en este tipo de talleres, según sus promotores, son los cambios de aceite, de filtros, de pastillas de frenos, de tubos de escape o de amortiguadores.

De esta forma, el usuario "puede llegar a ahorrar hasta un 60 por ciento con respecto a un taller tradicional", según las mismas fuentes, por lo que para los impulsores de la iniciativa supone "una atractiva oportunidad" para aquellos que tengan "especial interés por el mundo de la automoción".

El nuevo taller de Burgos supone la quinta franquicia de 'Repara tu vehículo', tras las abiertas en Iurreta, Basauri y Barakaldo en Vizcaya, y en Santander.