Un 'nuevo' Barcelona busca romper la hegemonía blanca

El año arrollador del Real Madrid, vigente campeón de todos los trofeos en juego, dejó como gran damnificado al Barça, que completó una temporada para el olvido en la que perdió las tres finales ACB. Ahora busca superar a Herbalife Gran Canaria en la Supercopa.

 

FICHA

 

HERBALIFE GRAN CANARIA: Oliver, Kuric, Newley, Aguilar y Savané --posible quinteto inicial-- Pangos, Salin, Paulí, Rabaseda, Báez, Omic  y Galdikas.

  

FC BARCELONA LASSA: Satoransky, Oleson, Abrines, Doellman y Tomic --posible quinteto inicial-- Lawal, Arroyo, Ribas, Perperoglou, Vezenkov, Eriksson, Diagne y Navarro.

  

PABELLÓN: Martín Carpena.

  

HORARIO: 19.00/Teledeporte.

El renovado FC Barcelona Lassa, que ha cambiado más de media plantilla durante este verano, inicia una temporada en la que busca redención abriendo este viernes las semifinales de la Supercopa Endesa ante el Herbalife Gran Canaria (19.00/Teledeporte), un rival que persigue su primera final ACB liderado por la vasta experiencia de Aíto García Reneses.

  

El año arrollador del Real Madrid, vigente campeón de todos los trofeos en juego, dejó como gran damnificado al Barça, que completó una temporada para el olvido en la que perdió las tres finales ACB ante el equipo blanco y tampoco logró alcanzar la 'Final Four' de la Euroliga, al ser eliminado en cuartos por el Olympiacos.

  

Esta temporada en blanco no tuvo consecuencias en el banquillo ni en los despachos, ya que Xavi Pascual y Joan Creus siguen como entrenador y director deportivo, respectivamente, pero sí en la plantilla con la marcha de siete jugadores, curiosamente cuatro de ellos a la NBA: Marcelinho Huertas (Lakers), Mario Hezonja (Magic), Tibor Pleiss (Jazz) y DeShaun Thomas (Spurs). Además, tampoco continúan Edwin Jackson, Bostjan Nachbar y Maciej Lampe.

  

Para regenerar el vestuario, el Barça ha optado por una mezcla de veteranía, personificada en las figuras del base puertorriqueño Carlos Arroyo (36 años) o el alero griego Stratos Perperoglou (31), y de juventud, con las llegadas de Aleksandar Vezenkov (20) o Moussa Diagne (21).

  

Sin embargo, el fichaje teóricamente más relevante es el de Pau Ribas, que llega tras brillar con la selección española en el Eurobasket y confirmarse como una amenaza en el juego exterior que complemente a Álex Abrines y Juan Carlos Navarro, cuyo estado físico parece que volverá a ser el principal quebradero de cabeza para el entrenador 'culé'. De entrada, la presencia del capitán en esta Supercopa es una incógnita.

  

Además, el equipo azulgrana ha ganado kilos y poderío en el juego interior con las llegadas del nigeriano Shane Lawal y Samardo Samuels, aunque el jamaicano está lesionado y será baja en Málaga. Pascual tiene que acoplar a tanta cara nueva desde este mismo fin de semana si quiere mantener al Barça como equipo más laureado de la Supercopa con cinco títulos, uno más que Real Madrid y Laboral Kutxa Baskonia.

 

AGUILAR, RABASEDA Y EL 'HIJO PRÓDIGO' SAVANÉ

  

Por su parte, el Herbalife Gran Canaria acude a la segunda Supercopa Endesa de su historia con el rol de teórica víctima, pero, apoyado en la sabiduría de García Reneses, quiere sorprender a su adversario y disputar la primera final ACB de su historia, cinco meses después de ser vapuleado por el Khimki en la final de la Eurocup.

  

El club canario ha sufrido bajas reseñables como Tomás Bellas, que se ha mudado a Zaragoza, o Walter Tavares, que probará suerte en la NBA con Atlanta Hawks, pero se ha movido con acierto en el mercado de fichajes para no perder competitividad y volver a pelear con la clase noble de la Liga Endesa.

  

Así, ha reclutado a Sitapha Savané, quien con 37 años ha vuelto de Badalona para iniciar su segunda etapa vestido de amarillo, un retorno que, más allá de la inyección emocional para la afición, espera que se traduzca en intimidación sobre la pista.

  

Además, también se ha reforzado con dos internacionales españoles como Pablo Aguilar, ganador del oro en el reciente Eurobasket, y Xavi Rabaseda, procedente de Movistar Estudiantes, y con el prometedor base canadiense Kevin Pangos. Con estas armas, y las ya conocidas de Albert Oliver, Brad Newley o Eulis Báez, Aíto quiere meter en problemas a su exequipo desde el arranque de la temporada.