Un nuevo avance permite mejorar la supervivencia por cáncer de ovario

Los investigadores han usado la proteína que suprime el desarrollo de los órganos reproductivos y han mostrado que, en ratones, su uso permite frenar el crecimiento de los tumores de ovario resistentes a quimioterapia.

La terapia génica puede mejorar la supervivencia de pacientes con cáncer de ovario recurrente, según ha mostrado una investigación realizada por expertos del Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos) y cuyos resultados han sido publicados en 'PNAS Early Edition'.

 

En concreto, los investigadores han usado la proteína que suprime el desarrollo de los órganos reproductivos y han mostrado que, en ratones, su uso permite frenar el crecimiento de los tumores de ovario resistentes a quimioterapia.

 

 Aunque no todos los tumores analizados eran sensibles a este tratamiento, los expertos también han descrito una forma no invasiva de detección de células cancerosas 'in vitro' que responde al tratamiento. "Nuestros hallazgos son importantes porque actualmente no existen opciones terapéuticas para el cáncer de ovario recurrente", ha aseverado el investigador principal, David Pepin.

 

 Y es que, durante el desarrollo embrionario, la sustancia inhibidora mullerian (MIS) es secretada por los tejidos de embriones masculinos para prevenir la maduración del conducto de Müller, ya que de lo contrario daría lugar a los órganos reproductores femeninos.

 

MIS/AAV9

 

En este sentido, investigaciones anteriores han demostrado que el MIS suprime el crecimiento del cáncer de ovario, tanto en animales como en líneas celulares humanas, por la orientación de las células madre del cáncer que sobreviven a la quimioterapia. No obstante, los métodos anteriores eran "incapaces" de generar cantidades suficientes de proteínas de alta calidad para la prueba preclínica.

 

 En este sentido, el estudio actual ha empleado una forma modificada del MIS combinada con el vector AAV9. Esta ha sido estudiada contra las células tumorales tomadas del líquido ascítico que se habían acumulado dentro de los abdómenes de varios pacientes con cáncer de ovario recurrente.

 

Los experimentos iniciales confirmaron que estas células expresan la proteína del receptor MIS, llevan marcadores que indican su identidad como células madre del cáncer,  y que su crecimiento se inhibió 'in vitro' por MIS. La eficacia de esta combinación fue probada en ratones en los que se implantaron y ha mostrado que el tratamiento con MIS/AAV9 tres semanas antes de la implantación del tumor el crecimiento del tumor inhibió significativamente las células del cáncer de ovario.