Un molino eólico de siete metros conciencia en Valladolid sobre las energías renovables

A.MINGUEZA

Óscar Puente lamentó que el marco legal frene la apuesta por las energías limpias en un país "sin excusas, con sol, agua y viento".

Un molino eólico de siete metros y medio de alto, movido por la energía que genera el padelo de cinco bicicletas conectadas, busca concienciar e involucrar a los ciudadanos de Valladolid en el uso de las renovables.

 

Iberdrola, en el marco del World Padel Tour, ha instalado una plataforma en la cual quien lo desee, de forma gratuita, podrá subirse a una de las bicicletas estáticas que darán velocidad al molino. Además la empresa energética, hasta el domingo 10 de julio, prestará patinetes eléctricos, bicicletas y segways para realizar pequeños trayectos y tratar de informar sobre el uso de transporte sostenible.

 

El primero que ha inaugurado el molino ha sido el alcalde Óscar Puente junto con Javier Bermejo, jefe de negocio de Iberdrola en Valladolid. Después Puente ha acudido al stand que tiene la compañía en la Plaza Mayor para probar las gafas de realidad virtual que transportarán a los ciudadanos hasta la presa de Aldeadávila, una de las más importantes que gestiona la eléctrica en Castilla y León. En el mismo puesto, los transeuntes podrán jugar con una máquina de movimiento que recrea experiencias ficticia a través de una pantalla.

 

Además durante el viernes 8 y el sábado 9 Pedro, un robot humanoide, estará por los soportales de la Plaza Mayor charlando con quien lo desee sobre la importancia de cuidar el planeta.

 

 

 

"CON LA LEGISLACIÓN VIGENTE LAS RESTRICCIONES SON MAYORES"

 

Bajo el lema #Pucelaesverde, grabado en el molino eólico, Bermejo ha declarado que "estamos muy implicados con las energías renovables" y habló de "buena oportunidad estar en Valladolid porque es una ciudad en la que estamos muy presentes".

 

Por su parte Óscar Puente se refirió a "sinergias que hay que aprovechar para difundir entre la población la concienciación sobre el uso de energías renovables, somos un país sin excusas con sol, agua y viento" y sobre si Valladolid es una ciudad que realmente apuesta por la energía renovable, explicó: "El Ayuntamiento desde hace tiempo trabaja en formas de ahorro de energía, unificación de contratos, etc. Algunas iniciativas pasadas como la de implantar aerogeneradores en la Cúpula del Milenio no han tenido eco ni continuidad. Con la legislación vigente las restricciones son mucho mayores, de hecho cuando el Ayuntamiento tenía planificado en anteriores mandatos colocar placas solares, hubo que cancelarlo porque el marco legal no compensa. Es necesario que el marco legal conceda un marco mayor para una apuesta más decidida por estas energías".