Un manifestante pierde un testículo tras los disturbios producidos durante la concentración del 22M

Asegura que lo primero que hará al recibir el alta será interponer una denuncia por la actuación policial

Un joven de 23 años, Gabriel. R.S, ha perdido el testículo izquierdo y tiene "tocado" el derecho tras el impacto de una pelota de goma lanzada por la Unidad de Intervención Policial en los últimos momentos de la concentración del pasado sábado 22 de marzo, según ha afirmado la propia víctima.


"Lo primero que voy a hacer en cuanto me den el parte de lesiones es denunciar la actuación policial", ha asegurado el joven, que espera recibir el alta médica mañana. Gabriel se desplazó el sábado a Madrid desde Plasencia para participar en la protesta.

Los hechos ocurrieron sobre las 20.40 horas en Cibeles cuando dice haber recibido el pelotazo sin que rebotase en el suelo, según ha adelantado el diario '20 minutos'. "Me ingresaron en el Hospital Gregorio Marañón y esa misma noche me extirparon el testículo izquierdo", ha señalado Gabriel.

El herido reconoce haber participado en los disturbios "porque fueron un grupo de policías infiltrados los que los provocaron para disolver tal cantidad de manifestantes", ha afirmado.

"Lo que hicimos fue, básicamente, defendernos. Construimos barricadas para proteger a la gente, nadie iba armado y fue todo improvisado. De hecho, la concentración aún no había terminado y los convocantes pedían desde megafonía a la Policía que parasen", ha añadido.

El joven ha insistido en la buena actuación del personal médico y los servicios de emergencia. "Incluso los bomberos introdujeron el camión en medio de la carga para detenerla", ha indicado.