Un jurado exigente para un Concurso de Pinchos de primera

El vallisoletano Javier Peña ante uno de los pinchos concursantes. J.P.

Nacho Manzano, presidente del grupo de jueces, y Javier García Peña, ex concursante de Top Chef, aseguran que el sabor prima sobre la presentación, aunque ambas son importantes en esta cita gastronómica de Valladolid.

Los miembros del jurado lo tienen claro. “Hay un nivel altísimo, la verdad que sí, está siendo un derroche de trabajo y de creatividad, de buscarse muchísimo la vida. Ha empezado esto con muy buen pie”. El que habla no es otro que Nacho Manzano, propietario de dos estrellas Michelín con su restaurante Casa Marcial... y desde este martes, presidente del Concurso Nacional de Pinchos de Valladolid. Toda una voz autorizada para catar los pequeños bocados.

 

“Hay un par de ellos que me han sorprendido más, con más nivel, un poquito por encima”, dejaba patente Manzano, después de probar los primeros pinchos del certamen. Una vez más volvió a saltar el eterno debate; ¿hasta qué punto debe primar el sabor por encima de la presentación a la hora de valorar?

 

“Mezcla de ambas”, especificó el presidente. “Se trata de un certamen muy importante y la presentación tiene que estar cuidada, no puede ser de cualquier manera. El chispazo creativo, la nitidez a la hora de dar sabor, esos sabores pequeños cuanto más frescos y nítidos mejor. Todo suma”.

 

¿Y es Manzano más de dulce o de salado? “Yo soy más de salado, pero una buena comida no acaba sin postres, que hay que cuidarlos, esto es así. Hay veces que es un área descuidada en algún restaurante y eso no puede ser”.

 

Pero no era el único que tenía voz y voto para opinar sobre los pinchos. Otro miembro del jurado era el conocido chef vallisoletano Javier García Peña, conocido por su participación en Top Chef. ¿Cómo lo veía el cocinero? “Han empezado bastante fuertes, de estos primeros con los que hemos comenzado me he quedado ya con dos que...”, hizo ver, dando a entender que la cosa marchaba sobre ruedas.

 

“Se ve nivel, la gente cada vez prepara más la presentación, que vaya todo en concordancia con la tapa y me gusta ese concepto. Lo importantísimo en una tapa es sobre todo su sabor, y luego el baile de ambas. Todo suma, es interesante que la gente sume”, aseguró el ex concursante de televisión.

 

“Otro detalle que me gusta mucho es la aplicación comercial, porque es importante ver que la tapa es bonita pero si supone hacer el pino puente a lo mejor no la puedo hacer en mi establecimiento”, concluyó. Y mientras, las cucharas siguen en todo lo alto.