Un joven en España debería ganar casi un 87% más para poder comprarse una casa

El precio de la vivienda es prohibitiva para los jóvenes en España y en las actuales circunstancias

Los jóvenes menores de 30 años que quieran comprarse una vivienda en España tendrían que ganar un 86,38% más de lo que actualmente perciben para poder permitírselo, según un informe del Observatorio de la Emancipación del Consejo de la Juventud.

El trabajo, que analiza los datos del último trimestre de 2013, revela que una persona joven debería destinar el 55,9% de su salario para poder adquirir una vivienda en propiedad y, aún así, la superficie máxima a la que puede aspirar es de 53,7 metros cuadrados.

 

Según explica el estudio, en la actualidad sólo uno de cada cuatro jóvenes se han emancipado, una tasa que se ha reducido un cuatro por ciento desde 2010 debido fundamentalmente a la exclusión del mercado laboral que afecta a esta población.

 

Sobre el empleo, destaca que la tasa de paro de las personas menores de 25 años alcanza el 55,1 por ciento. Además, entre los menores de 30 años que sí están trabajando, el 52,7% tiene un empleo para el que está sobrecualificado y la mitad ostenta un contrato temporal, en un 46,4% de los casos, de menos de un año de duración.

 

Por otra parte, la ocupación a tiempo parcial alcanza ya al 27,8% de los jóvenes, especialmente en el tramo de 16 a 24 años de edad y entre las mujeres, conforme los datos del Observatorio.

 

A juicio del presidente del CJE, Ricardo Ibarra, estos datos "ponen sobre la mesa la dramática situación que vive la juventud española en paro y demuestran que la precariedad y la explotación son las notas predominantes de las condiciones laborales de los jóvenes que están trabajando, lo que dibuja un futuro incierto y carente de esperanza".

 

En su opinión, el Gobierno "se ha limitado a esperar que la recuperación llegue por si sola y a parchear con medidas y políticas vacías e ineficaces", y le exige por ello que "asuma su responsabilidad, invierta y ponga en marcha una reforma laboral que garantice derechos, calidad y condiciones dignas para el empleo de las personas jóvenes".