Un incidente entre un bus y una parada en la Plaza Madrid de Valladolid acaba con esta destrozada

La marquesina destrozada en la Plaza Madrid de Valladolid. AUVASA PUCELA

El vehículo tomó mal una curva y terminó por llevarse parte de la marquesina, de manera que el cristal de la parte posterior también quedó reventada.

Un autobús de Linecar, una marquesina y una curva algo pronunciada. Fatal combinación la que se dio este jueves por la mañana en la Plaza Madrid de Valladolid y que terminó con el cristal de la parada de bus destrozado, exactamente igual que el otro cristal de la parte trasera del vehículo.

 

Según la cuenta de Auvasa Pucela "el giro le jugó una mala pasada", de manera que el conductor del autobús movió la rueda para salir apurando más de lo que debería y terminó por provocar un destrozo inesperado. De todos modos, el servicio de recogida de cristales apareció a los pocos minutos en el lugar para arreglar el incidente, de manera que apenas unas horas después estaba arreglado.