Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Un hombre intoxicado por el mal funcionamiento la caldera de su casa en Parquesol

Un varón de 30 años ha tenido que ser atendido el sábado en Valladolid tras inhalar monóxido de carbono debido al mal funcionamiento de una caldera de gas.

  

El suceso se produjo en torno a las 23.16 horas, momento en el que el 112 recibió una llamada que solicitaba asistencia para una persona que se encontraba en mal estado en la calle Profesor Adolfo Miaja de la Muela.

 

A su llegada al domicilio, el personal de Sacyl indicó que les había saltado el detector de monóxido de carbonoPor ello, la sala de operaciones del 112 dio aviso del incidente a la Policía Local, a los bomberos de Valladolid y a la central de la compañía suministradora de gas.

 

 

Posteriormente, desde el lugar, los diferentes organismos informaron de que la intoxicación por monóxido de carbono se habría debido al mal funcionamiento de la caldera de gas.

 

Los facultativos de Sacyl trasladaron a la persona afectada, un varón, H.G.H, de 30 años, al Hospital Río Hortega.

 

CONSEJOS DE SEGURIDAD

 

La Agencia de Protección Civil aconseja seguir una serie de recomendaciones para evitar incidentes. Ante el más mínimo indicio de esta situación: cortar el gas y evite toda chispa y focos de calor; no utilizar ningún electrodoméstico que pueda generar una chispa, y no encender las luces, ni un mechero, ni tocar los timbres de las puertas, ya que podría dar lugar a una explosión.

 

Además, abrir todas las puertas y ventanas que sea posible para facilitar la entrada de oxígeno y la desaparición del gas venenoso, y colocarse un pañuelo en la boca y la nariz para evitar la intoxicación.

 

Según las mismas fuentes, los síntomas más habituales que puede presentar un paciente que sufre una intoxicación por gas son mareos, dolor de cabeza, vómitos, calambres e, incluso, desvanecimientos súbitos.

 

En caso de que alguna víctima no respire, practicar la reanimación cardiorrespiratoria hasta la llegada de los servicios de emergencia, y llamar al 112 y explicar la situación con la mayor precisión posible.

 

Cabe recordar, según Protección Civil, que al otro lado de la línea, hay médicos de emergencias que le indicarán cómo actuar hasta la llegada de la asistencia.  Además, la Agencia ha mencionado que la instalación debe ser revisada periódicamente en función de la normativa vigente.

 

Finalmente, no obstruir ni tapar las rejillas de ventilación con ningún objeto; mantener la bomba de gas en lugar "bien ventilado", alejada de toda llama o fuente de ignición, y no dejar el coche encendido en lugares cerrados.

 

Estos y otros consejos de cómo actuar en este tipo de situaciones se pueden encontrar en la página web del 112 de Castilla y León