Un hombre imputado por deforestar 20 hectáreas cerca del espacio natural Riberas de Castronuño

El hombre ha sido imputado por haber realizado el arranque y tala de arbolado, mayoritariamente pinos piñoneros y también ejemplares de pinos negrales y encinas, y deforestar una superficie de más de veinte hectáreas

La Guardia Civil del Servicio de Protección a la Naturaleza Seprona de Valladolid ha procedido a la imputación de B.H.L., de 71 años y vecino de San Román de Hornija, como autor de los delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente al talar pinos y encinas y deforestar una superficie de más de veinte hectáreas en un lugar próximo al espacio natural protegido de las Riberas de Castronuño.

 

Según ha informado este miércoles la Guardia Civil el hombre ha sido imputado por haber realizado el arranque y tala de arbolado, mayoritariamente pinos piñoneros y también ejemplares de pinos negrales y encinas, masa forestal considerada como adulta, y deforestar una superficie de más de veinte hectáreas. Estos hechos están recogidos en la Ley de Montes como infracciones muy graves por la extensa superficie deforestada y porque se tardaría 40 años una vez reforestadas en volver a ser una masa forestal adulta.

 

Además, el hombre imputado realizó excavación de tierra y movimientos para el arranque de los pinos y transformar la superficie de monte en suelo agrícola de regadío, suelo clasificado como rústico con protección natural en la mayoría de las parcelas deforestadas, según las normas subsidiarias de Planeamiento Urbanístico de San Román de Hornija, con grave perjuicio para el medio ambiente.

 

Asimismo, al realizar estas actividades ha dificultado e impedido la reproducción o migración de especies animales, al haber destruido la masa forestal y alterar gravemente su hábitat en parcelas del polígono 11 de San Román de Hornija. La imputación ha sido posible tras la investigación que el Seprona de Vallladolid ha llevado a cabo desde el pasado mes de abril.