Un hombre encapuchado y armado atraca una sucursal de Caja Laboral en el centro

Un hombre encapuchado y que empuñaba un arma de fuego ha atracado una sucursal de Caja Laboral en el centro de la capital vallisoletana. Parece ser que se pudo llevar como botín cerca de 4.000 euros.

Los hechos se han producido sobre las 12.30 horas de este martes en la sucursal de la referida entidad situada en la calle Angustias cuando un hombre con la cara cubierta con una capucha y blandiendo un arma de fuego ha entrado en el momento en que se encontraban trabajando dos empleados junto con el director de la entidad.

 

Testigos aseguran que el atracador portaba un arma de fuego, pero hasta el momento se desconoce con determinación si dicho arma era real o simulada. La entidad no ha confirmado el importe obtenido por el atracador pero asegura que ninguno de los presentes en el momento del asalto ha resultado herido.

 

Una de las empleadas de un local cercano al lugar del suceso comentó a este periódico que “la intervención policial ha sido rápida y contaba con un gran número de agentes”. Durante breves minutos la calle Angustias ha permanecido cerrada al tráfico. Varios vehículos motorizados de la policía de Valladolid se han acercado hasta el lugar del delito y han permanecido hasta que todo ha quedado controlado.

 

Los agentes han realizado un pequeño control rutinario en calles contiguas a Angustias, como la Solanilla situada enfrente de la sucursal afectada. También durante unos minutos destacamentos de la policía han hecho patrullas por la zona de la Antigua.

 

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, José Antonio Martínez Bermejo, comenta que, "afortunadamente", en el transcurso del suceso no ha habido que lamentar daños personales.

 

Mientras tanto, la policía analiza las imágenes de la cámara de seguridad de la sucursal con el fin de tratar de identificar y detener al autor del atraco.