Un hilo de esperanza por Montáñez

El club morado tiene muy difícil retener al escolta pero deja un pequeño hilo de esperanza por si hubiese algún movimineto de aquí al miércoles 17, último día para igualar la oferta del Fuenlabrada.

Si hubiera que dar un porcentaje a la continuidad de Román Montáñez en el CB. Valladolid, la cifra sería muy, muy baja o, mejor dicho, muy, muy cercana al 0%. Pero desde el Club no quieren confirmar todavía su marcha porque existe una mínima esperanza y, tratándose del mundo del deporte, hasta el rabo todo es toro.

 

El  escollo del conjunto vallisoletano para retener al escolta en sus filas está claro, la oferta económica. El Club atraviesa una difícil situación e igualar la oferta del Fuenlabrada a día de hoy resulta impensable. 

 

Entonces, ¿qué le da una pequeña esperanza al CB. Valladolid? Ese pequeño hilo al que se aferra el Club no es otro que la continuidad de Nacho Martín. El ala-pívot ha sido el buque insignia del club morado la pasada temporada y uno de los principales artífices de la permanencia del equipo en ACB. El CB. Valladolid sueña con mantener al que ha sido su jugador franquicia, pero sería una utopía retener al jugador más valorado de la Liga ACB ya que lo único que podría ofrecerle el Club serían 35 minutos por partido y el liderazgo de la nave en la pista, es decir, no hay recursos.

 

Se ha hablado de un posible interés del Unicaja por el vallisoletano pero es difícil que su futuro se resuelva de aquí al miércoles, 17 de julio, a las 24 horas, es decir, al final del plazo para igualar la oferta del Fuenlabrada por Montáñez. De momento, el jugador se encuentra actualmente concentrado en entrenar por si quedase algún sitio libre en la selección española, que le ha convocado como "invitado".

 

De cara a la próxima campaña, el Club quiere contar con un jugador veterano y de calidad que tire del equipo dentro de la pista. La primera opción, aunque muy difícil, es la de Nacho Martín, y si el vallisoletano concretase su marcha a otro equipo durante los dos próximos días, la apuesta sería clara por Román Montáñez, una vez que el equipo se hubiese liberado de la carga salarial del ala-pívot.

 

Lo previsible es que, finalmente, Román Montáñez esté en Madrid la próxima campaña y que Nacho Martín también haga las maletas fuera de Valladolid. Pero, en esto del deporte es difícil asegurar algo al 100% y el Club ve aún una puerta entreabierta. La resolución del problema llegará "seguramente mañana", martes, según indica el propio Club.

 

DAVID NAVARRO CONTINÚA Y EL BANQUILLO BUSCA INQUILINO

 

Quien seguirá con total seguridad la temporada que viene es David Navarro, que no ha recibido ninguna oferta cualificada y será jugador del CB. Valladolid la próxima temporada. 

 

En cuanto al banquillo, sigue sin haber movimientos y el Club sigue barajando varias opciones, aunque, como ya adelantó, las características que busca para tomar las riendas del equipo están claras, que sea de Valladolid o que conoczca bien el Club y que no le falte hambre y ambición.