Un grupo de la Universidad de Valladolid busca soluciones a sistemas sociales complejos

Fachada principal de la Universidad de Valladolid

Trabaja desde hace dos décadas para encontrar la respuesta a problemas habituales, como la gestión de infraestructuras.

Un grupo de la Universidad de Valladolid (UVA) investiga enfoques para caracterizar sistemas sociales complejos como servicios en grandes ciudades o la gestión de infraestructuras con el fin de obtener soluciones eficientes a estos problemas.

 

Este grupo de investigación trabaja desde hace dos décadas en el estudio de sistemas como la gestión del agua en las ciudades, el acceso a grandes centros comerciales, la evacuación de recintos con ocupación masiva o el diseño de una red de autobuses urbanos, algunos de los problemas habituales que se encuentran encima de la mesa de los gestores públicos, que son de carácter complejo y cuya resolución no siempre es sencilla.

 

Para ello, se tratan de aplicar diferentes métodos para caracterizar la complejidad, lo que permite obtener soluciones eficientes a estos problemas, han informado a Europa Press fuentes de la Institución académica.

 

Coordinado por el catedrático Adolfo López Paredes, el Grupo de Ingeniería de los Sistemas Sociales (Insisoc), que integra a investigadores de las universidades de Valladolid y de Burgos, ha obtenido la calificación de Unidad de Investigación Consolidada por parte de la Junta de Castilla y León, un distintivo que reconoce a los grupos de investigación de la comunidad que cuentan con un mayor nivel de calidad y de producción científica.

 

Como detalla López Paredes, el estudio de sistemas sociales complejos requiere un enfoque multidisciplinar que integre conocimientos de distintas disciplinas como la economía, la sociología, la ingeniería o la geografía.

 

En este sentido, las metodologías de inteligencia artificial y los avances en el pensamiento sistémico de los últimos años han posibilitado la construcción de modelos que ayudan a entender los sistemas complejos.

 

Una de las formas para abordar el estudio de sistemas complejos es el modelado y simulación basada en agentes, una novedosa perspectiva en la que el grupo es pionero en España.

 

"Cuando se quiere estudiar un sistema complejo en el que participan múltiples componentes y comportamientos, normalmente se realiza un planteamiento top-down, de arriba a abajo, en el que se analizan las distintas relaciones entre las partes del sistema, se descomponen y se estudia cómo funcionan", ha explicado López Paredes, quien ha añadido que "el modelado basado en agentes es un planteamiento justo en la dirección opuesta, bottom-up. Se analiza cada uno de los elementos (agentes) y se modela su comportamiento y las relaciones entre ellos".

 

En los últimos 12 años, Insisoc ha participado en múltiples proyectos europeos, nacionales y autonómicos en los que han aplicado este abordaje a distintos ámbitos.

 

Entre estas cuestiones están la gestión de bienes públicos en espacios metropolitanos, la evaluación de planes de emergencia de infraestructuras críticas, como una central nuclear, la optimización en el uso de los recursos en los proyectos empresariales, la mejora de la gestión aeroportuaria en Europa o el diseño de subastas, un campo este último en el que el grupo ha realizado desarrollos punteros a nivel mundial.