Un grupo de incontrolados provoca nuevos incidentes en la calle Vitoria

Los incidentes se vuelven a reproducir en la calle Vitoria al finalizar la concentración convocada por la Asamblea contra la Especulación. Como el jueves, un grupo de manifestantes se ha quedado en la zona y ha comenzado a volcar y quemar contenedores lo que ha provocado la intervención de los antidisturbios. 

Botellas y piedras volando de lado a lado de la calle, contenedores volcados y quemados, carreras por la via. Tensión de nuevo en las calles de Burgos. Como sucediera el jueves, este viernes la Asamblea contra la Especulación había convocado una nueva manifestación cuyo origen está en la oposición a las obras de reforma y acondicionamiento de la Plaza de Toros, que la consideran un "despilfarro", pues implican un presupuesto de 5,6 millones de euros.

 

La Asamblea contra la Especulación estaba citada a las 20.00 horas en la Plaza del Cid y posteriormente se trasladó a la entrada del Forum donde se celebraba el Foro de la Cultura. Allí varios asambleistas tomaron la palabra criticando el silencio del alcalde Javier Lacalle y que el jueves se produjeran algunos encontronazos con los antidisturbios. 

 

Después de unos minutos allí, los asambleistas decidieron emprender marcha hacia la calle Vitoria, deteniendose a la altura del número 117, antes de llegar a la Plaza de Toros, al comprobar ya los convocantes que se podían reproducir los incidentes ante la presencia de varios incontrolados y de los antidisturbios que han acompañado durante todo el recorrido.

 

Por este motivo la Asamblea decidió disolver la manifestación y fue entonces cuando un grupo de manifestantes decidió subir calle Vitoria arriba, a la vez que el ambiente se caldeaba cada vez más, al punto que antes de las 22.00 horas han comenzado los incidentes con el lanzamiento de objetos y quema de contenedores.

 

En un primer momento mientras los convocantes se desvinculaban totalmente de estos incidentes, los antidisturbios, en siete vehículos, no han actuado pero a medida que los incidentes aumentaban y las piedras y botellas volaban hacia alguna sucursal bancaria y el mobiliario urbano, han comenzado las cargas. 

 

Tras casi una hora de persecuciones y de disturbios, los manifestantes se han ido dispersando entre los vecinos que observaban en la calle, y tanto bomberos como operarios del servicio de limpieza han comenzado las labores de limpieza de la calle.

 

Contenedores volcados y quemados de nuevo

 

Los antidisturbios están actuando

Noticias relacionadas