Tribuna mini Saltar publicidad
Cortinilla bose tribuna va 800x800px file

Un gol en el último suspiro no es suficiente para que el Pucela se levante

Renella tumbado en el suelo tras una ocasión desperdiciada. A.MINGUEZA
Ver album

Un gol de Villar en el minuto 93, tras un córner lanzado por Mójica, iguala otro mal partido de Real Valladolid, que no logra conectar con los primeros puestos de la tabla.

Real Valladolid: Kepa; Moyano (Juan Villar, m.70), Marcelo Silva, Juanpe, Chica; Guzmán (Manu del Moral, m.70), Borja, Tiba, Mojica; Renella (Rodri, m.85), Roger.

 

U.D Almería: Casto; Michel Macedo, Saveljich, Ximo Navarro, Morcillo, Dubarbier; Lolo Reyes, Pozo (Antonio Puertas, m.64), José Ángel; Juan Ramírez (Fran Vélez, m.81), Quique (Chuli, m.85).

 

Goles: 0-1, m.51: Quique. 1-1, m.93: Juan Villar

 

Árbitro: Areces Franco (C.T Asturiano). Amonestó a Chica y Borja, del Real Valladolid, y a Morcillo, Dubarbier, Saveljich y Lolo Reyes, de la U.D Almería.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésima segunda jornada de la Liga Adelante disputado en el Nuevo Estadio José Zorrilla ante 8.771 espectadores.

Como tantas y tantas veces sucede en el fútbol, el empate a uno entre el Real Valladolid y la U.D. Almería este domingo en Zorrilla no satisfizo ni a unos ni a otros. Ni a los blanquivioleta, que buscaban una victoria para seguir alimentando la ilusión del playoff, ni a los almerienses, que cuando ya paladeaban la primera victoria fuera de casa de toda la temporada y en los tres puntos que les sacaban del descenso, se encontraron con un golazo de Juan Villar sobre la bocina que dejó la partida en tablas.

 

El partido en sí tuvo dos mitades muy diferencias. Una primera en la que el Real Valladolid, tras una buena salida, se fue desactivando poco a poco hasta entrar en un estado plano que solo conducía al empate sin goles porque la U.D. Almería, con el balón, tampoco era capaz de crear peligro alguno.

 

Pero el gol del vallisoletano y exblanquivioleta Quique en el minuto 50, al cabecear de forma perfecta un centro de Míchel Macedo, dio un giro al encuentro. Por supuesto, en el marcador, porque el 0-1 ponía al Real Valladolid contra las cuerdas. Y también en el campo, porque el Pucela, tras quitarse el mazazo, fue poniendo cerco a la portería de Casto.

 

Depués, llegarían hasta tres ocasiones clarísimas del Real Valladolid (un paradón de Casto a chut a bocajarro de Roger, un remate de Tiba que se fue desviado en inmejorable posición y un testarazo de Moyano al larguero con el portero andaluz ya batido) ante un Almería que al final no sabía cómo arañar los segundos al cronómetro, perdiendo tiempo de forma descarada.

 

Quizá el Almería se temía lo peor y, en la última jugada del partido, la estrella local, Juan Villar, que solo pudo jugar 20 minutos por unas molestias en la espalda que le merman mucho físicamente, empalmó una volea a la salida de un córner que se coló como un obús en la portería visitante. Era el 1-1 definitivo porque no había tiempo para más.

 

Con 45 puntos en la tabla, a tres del playoff, el Real Valladolid afrontará en Leganés el próximo sábado, a partir de las 20,15 horas, la jornada 33ª.

 

El gol por lo menos rompe la injusticia de lo que hubiera sido una derrota. Hemos empezado bien y, ya en la segunda parte, hemos generado muchas ocasiones. Me voy contento por la intensidad del equipo y porque hemos podido hacer daño al rival por banda, tal y como habíamos trabajado”, señaló Miguel Ángel Portugal.

 

El entrenador del Almería, Néstor Raúl Gorosito, lamentó el haberse quedado con la miel en los labios cuanto todo ya apuntaba a una victoria andaluza. “Lo teníamos ahí y ha sido un golpe duro, pero de nada vale lamentarse”.