Un fallo informático causó problemas a abonados del Valladolid para acceder al estadio el sábado

BORIS GARCÍA

Algo más de cien aficionados que habían renovado en el Banco Sabadell el día anterior tuvieron que esperar a ser identificados en los tornos. El club asegura que el incidente está solucionado para el próximo partido.

Ensayo y error, así suele buscarse el ser humano los éxitos en este mundo. Y resulta que el Real Valladolid, este sábado antes del partido contra el Mallorca, tuvo un pequeño contratiempo que afectó a cerca de un centenar de aficionados, que entraron algo justos o incluso con el encuentro ya comenzado. Dicha incidencia tuvo que ver con los carnés, y es que todos aquellos que habían renovado el día anterior, viernes, en cualquier Banco Sabadell, no contaban con el pequeño documento activado. Un fallo informático, vamos.

 

“Era algo de lo que estábamos al tanto, así que en los tornos tenían listas con todos aquellos nombres, poco más de un centenar, que iban a tener problemas”, explica Jorge Santiago, director de operaciones del Real Valladolid. Y es que desde el nombrado viernes, todas esas personas no podrían tener el carnet activado hasta este lunes. Cosas del papeleo.

 

Las quejas en las redes sociales no se hicieron esperar, como suele ocurrir en estos casos. Muchos acudieron a la ventanilla de incidencias para poner en constancia su problema, algo que solventó de aquella manera el club. “Estábamos preparados, sabíamos la incidencia de antes, por lo que se resolvió de manera adecuada”, continúa Santiago.

 

“El problema es que entre estas personas, aquellos que querían renovar en el mismo momento para pasar al estadio, otros tantos que intentaron pasar sin haber renovado y con el carnet que les habíamos mandado a casa por ser socios del año pasado...”, suspira. Lo cierto es que las quejas quedaron patentes en algún lugar como Twitter.

 

En todo caso, la buena noticia es que no volverá a suceder. “En principio, para el próximo partido no debería volver a ocurrir este problema”, asegura el director de operaciones del club para la próxima cita en casa, el sábado 6 de septiembre en Zorrilla ante el Racing, con mismo horario que ante el Mallorca, a las 19.00 horas.

 

Más vale, porque el club contará con más de 11.000 abonados para entonces, la ciudad se encontrará en plena ebullición de las Fiestas de la Virgen de San Lorenzo, que darán el pistoletazo de salida el día anterior, y para entonces las incidencias podrían no ser tan fáciles de solucionar al esperarse bastante más afluencia que los apenas 8.000 aficionados que estuvieron en Zorrilla para el primer partido de Liga.