Un exagente de la CIA confiesa que él se encargó de asesinar a Marilyn Monroe

Hollywood vive en plena sorpresa con la sorprendente confesión de Norman Hodges, un exagente de la CIA de 78 años que asegura ser el autor del asesinato de Marilyn Monroe. 

Unas sorprendentes declaraciones que el desahuciado anciano hacía en la cama del Hospital Sentara en Norfolk (Virginia), que muchos medios estadounidenses tratan con bastante cautela.

 

Hodges, que recuerda al detalle los otros 36 asesinatos que cometió entre 1959 y 1972, afirma que entró en la habitación del mito cinematográfico mientras dormía y le inyectó una dosis masiva de hidrato de cloral y de Nembutal.

 

"Teníamos pruebas de que Marilyn Monroe no solo se había acostado con Kennedy, sino también con Fidel Castro. Mi comandante, Jimmy Hayworth, me dijo que tenía que morir y que tenía que parecer un suicidio o una sobredosis", relató el moribundo a worldnewsdailyreport.

 

Norman formó parte de un comando de cuatro personas que acabó con la vida de políticos, activistas sindicales y otras personalidades que eran consideradas peligrosas para los intereses de Estados Unidos.