Un ex policía escondió durante varios días al menor desaparecido en Aldeamayor

El joven Rubén Peláez Morán, en una imagen de archivo.

La madre de Rubén Peláez Morán denuncia que un conocido, ex agente nacional, ocultó en la localidad de Arrabal de Portillo durante varios días a su hijo, que estuvo desaparecido desde el 25 hasta el 30 de enero, tras discutir con un compañero del instituto.

Se van despejando los interrogantes sobre desaparición durante más de cinco días del menor de Aldeamayor de San Martín Rubén Peláez Morán. Al parecer un ex policía nacional cobijó en su casa en Arrabal de Portillo durante varios días al menor de 14 años e “hizo de taxista”. Así lo ha confirmado a TRIBUNA la madre de Rubén, Sandra Morán, quien asegura que la Policía investiga estos hechos.

 

“Estamos esperando a que la Policía siga con la investigación para que esclarezcan los motivos por los cuales este hombre de 60 años ha ocultado en su casa a mi hijo”, dice Sandra Morán, quien no entiende la actitud de este ex policía. “Su sobrino es un íntimo amigo mío. Parece mentira sabiendo que todo el mundo buscaba a mi hijo que él no nos hubiera llamado, o al menos hubiera puesto en alerta al 112 o a la Policía”, apunta indignada la madre del menor desparecido. “También hacía de taxista y le llevaba a Valladolid donde había quedado con amigos”, relata.

 

Rubén Pélaez desapareció el domingo 25 de enero en Aldeamayor de San Martín, donde reside con su madre y la pareja de esta. Sandra Morán  explica la posible causa: “Tuvo una confrontación con un compañero del instituto y yo le castigué para que no se metiera en peleas”. Tras seis días en paradero desconocido fue interceptado por la Policía el viernes 30 de enero, cuando entraba en la estación de autobuses de Valladolid.

 

Desde entonces permanece en la Residencia Juvenil José Montero II donde está siendo tratado por especialistas. “Es un niño que tiene muy buen fondo, pero está enfadado con el mundo. Los psicólogos dicen que puede estar saturado porque no exterioriza los problemas y también le puede haber influido la muerte de su padre en el mes de noviembre”. Sandra Morán dice que la próxima semana decidirán su internado en un colegio de Salamanca o Arévalo. “Es el consejo que nos dan los profesionales”.

 

No obstante, la madre del menor ha podido ver al adolescente quien se muestra “muy arrepentido”. “Este domingo estuvimos con él y lloraba pidiéndonos perdón”. No obstante, a Sandra Morán lo que de verdad le preocupa es que se investigue qué intereses tenía el hombre que ocultó a su hijo, antes de concluir que interpondrá la denuncia correspondiente.