Un estudio revela que más de 35.000 vallisoletanos financiarán sus compras de Navidad

36.982 consumidores de Valladolid, el 10,9% de la población adulta, tendrán que recurrir a productos de financiación, como tarjetas o préstamos, para afrontar los gastos de las fiestas navideñas.

LAS RAZONES DEL CONSUMO

 

“Hay cuatro motivos que explican el aumento del gasto durante las próximas fiestas. En primer lugar, han mejorado las expectativas de los ciudadanos respecto a su situación: el índice de confianza del consumidor ha mejorado un 15% en el último año, y las perspectivas sobre su situación futura, un 11%. A esto se suma la mejora del empleo: los últimos datos revelan una crecimiento anual de la afiliación del 3,18%, mientras que el número de parados ha bajado de los cinco millones por primera vez desde 2011 y la tasa de paro registra sus datos más bajos de los últimos cuatro años. Además, ha mejorado la renta disponible de los hogares (ya que los salarios se mantienen, pero los precios han caído un 1% en los dos últimos años) y la demanda que permaneció ‘embalsada’ durante los últimos años empieza a hacerse notar”, explica Estefanía González, portavoz de Finanzas Personales de Kelisto.es.

Más de 35.000 vallisoletanos pedirán un préstamo para poder pagar sus compras durante la Navidad, según un análisis de Kelisto.es (www.Kelisto.es), la web del ahorro. En concreto, 36.982 personas tendrán necesidad de recurrir a algún producto de financiación (tarjetas de crédito, préstamos al consumo, adelantos de nómina…) para poder afrontar los gastos de las próximas semanas, lo que equivale al 10,9% de la población adulta de la provincia.


Segovia (con un 11,8% de la población), Soria (11,5%), Salamanca y Ávila (ambas con un 11,4%) son las provincias castellanoleonesas donde más se financiarán las compras de Navidad. Por el contrario, Valladolid (10,9%), Palencia (11%), Burgos, León y Zamora (las tres con un 11,1%) registrarán los valores más bajos en lo que respecta al uso de créditos para el pago de los gastos navideños.


En total, 173.107 consumidores castellanos y leoneses (el 11,2% de la población adulta) utilizarán algún producto de financiación para pagar a plazos los gastos de las próximas fiestas.

 

En general, los consumidores españoles gastarán una media de 530 euros, una cifra que aumenta un 5,16% respecto a los 504 euros que se registraron el pasado año. Del gasto total, el 43% se destinará a regalos (233,4 euros), el 29% a comida (153,7 euros) y el 28% a ocio (148,4 euros).  

 

Quienes necesiten recurrir a una tarjeta de crédito (con o sin vinculación), un préstamo o un anticipo de nómina para pagar a plazos estos gastos tendrán que abonar a su banco un interés medio del 12,67%, una cifra que podría llegar a dispararse hasta el 24% si eligen el producto de financiación más popular para este tipo de pagos: las tarjetas de crédito.

 

Pese a la mejora en el mercado crediticio, el consumidor debe saber que no todas las soluciones de financiación que ofrece la banca son igual de ventajosas para aplazar los gastos navideños. Las tarjetas de crédito y los adelantos de nómina son dos de las opciones más ventajosas, ya que permiten financiar los gastos de las próximas fiestas (530 euros) a tres meses sin intereses. Frente a estas opciones se encuentran otras como los préstamos o las tarjetas de crédito sin vinculación (con un interés que puede llegar al 24% TIN) o, incluso, los micropréstamos, que tienen un coste mucho más elevado que cualquier otra opción.