Un estudiante de la UVa, entre los 25 alumnos becados con el Programa Vulcanus para hacer prácticas en Japón

Antonio Tejero de Pablos, estudiante del Máster de Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones de la Universidad de Valladolid (UVa), ha sido uno de los 25 alumnos seleccionados de la Unión Europea para disfrutar de un año académico de una beca del Programa Vulcanus en su 16 edición, que le permitirá hacer prácticas en la empresa de Telefonía más importante de Japón, Nippon Telegraph and Telephone Corporation (NTT).

La criba que ha tenido que pasar este joven vallisoletano ha sido dura, ya que de entre las casi mil solicitudes (991) enviadas de toda Europa hubo una preselección en Bruselas, de la que salieron 120 alumnos, entre ellos la solicitud de Antonio Tejero de Pablos, quien fue seleccionado entre los 25 becados finales.

  

En Bruselas, también fueron preseleccionados otros dos alumnos de la UVa, aunque finalmente quedaron excluidos.

  

El programa Vulcanus está desarrollado por el EU-Japan Centre for Industrial Cooperation, confinanciado por la Comisión Europea, el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón y la empresa japonesa de acogida, en este caso NTT. Los destinatarios son estudiantes universitarios de la Unión Europea a partir del tercer año o de postgrado de Ingeniería, Ciencias o ramas de conocimiento afines.

  

Antonio Tejero de Pablos disfrutará de su beca desde septiembre de 2013 a agosto de 2014 y durante los primeros cuatro meses de estancia en la ciudad de Tokio recibirá junto al resto de los becados un seminario de una semana en Japón y un curso intensivo de japonés de cuatro meses y, posteriormente, durante ocho meses restantes realizará las prácticas en NTT.

  

La beca que recibirá será de 1.900.000 yenes (casi 15.000 euros) que cubre el viaje de ida y vuelta y los gastos básicos de manutención en Japón. El alojamiento correrá a cargo de la empresa que les acoge. Los cursos de idiomas y el seminario serán pagados por el EU-Japan Centre for Industrial Cooperation.

  

Los candidatos son seleccionados en base a su expediente y resultados académicos, a la opinión de sus profesores, a sus conocimientos de inglés hablado y escrito, muy altos tras su estancia durante un año en California gracias a una beca Erasmus. Además tienen en cuenta su motivación y actitud frente a las relaciones EU- Japón y su capacidad de adaptación.