Un estadounidense gana el maratón de Boston un año después del atentado

Meb Keflezighi

Desde 1983 no conseguía la victoria un atleta de Estados Unidos, racha que rompe Meb Keflezighi. En categoría femenina  Rita Jeptoo volvió a ser la gran dominadora.

El estadounidense Meb Keflezighi ganó hoy la 118 edición del maratón de Boston 31 años después de que otro ciudadano de Estados Unidos, en este caso, una mujer, Lisa Larsen Weidenbach, lograra ganar esta competencia en 1983, y un año después del terrible atentado perpetrado contra esta prueba.

 

Con un tiempo oficial de dos horas con ocho minutos y 37 segundos, Keflezighi, de 38 años, nacido en Eritrea pero nacionalizado estadunidense, impuso su mejor récord personal, así como el segundo mejor tiempo logrado en el maratón.

 

El americano se marchó junto a su compatriota Josphat Boit a partir del kilómetro 15, consiguiendo una ventaja de 10 segundos sobre el resto del grupo, aunque tras los primeros 25, Keflezighi se quedó solo y aumentó su renta hasta los 50 segundos con ocho para la línea de meta.

 

Sin embargo, el keniata Wilson Chebet comenzó a acelerar por detrás y llegó a recortar hasta ponerse a ocho segundos a falta de poco más de dos kilómetros, pero el aliento del público impulsó al americano para ganar con un tiempo de 2:08.37, con once segundos de ventaja sobre su rival.

 

En la categoría femenina, Rita Jeptoo volvió a ser la gran dominadora y sumó su tercera victoria en la carrera, tras las logradas el año pasado y en 2006, después de mostrarse inalcanzable en el tramo final del maratón.

 

Así, después de una primera escapada de la americana Shalane Flanagan, ésta fue alcanzada en el kilómetro 33 por el grupo de favoritas y fue entonces cuando Jeptoo tomó el mando junto a su compatriota Jemima Sumgong y el trío etíope formado por Mare Dibaba, Meselech Melkamu y Bezunesh Deba.

 

Sin embargo, la defensora del título se marchó en solitario y ninguna de sus rivales pudo con su cambio de ritmo. Jeptoo se impuso con un tiempo de 2:18:57, nuevo récord de la prueba por casi dos minutos (la keniata Margaret Okayo en 2002) y quinta mejor marca mundial de la historia. La ganadora aventajó en más de un minuto a Deba, mientras que la tercera plaza fue para Dibaba.