Un equipo de Arroyo en la «First Lego League» que tendrá lugar este sábado en la UVA

Antolín Lorenzana que dirige al equipo  «NTN Arroyo», formado por once jóvenes, de entre 10 y 16 años, que han construido un robot con piezas lego y entrenado en la Casa de Cultura para superar distintas pruebas.

 

El equipo NTN Arroyo participará el sábado 22 de febrero en la fase regional de la «First Lego League» que tendrá lugar en la Escuela de Ingeniería Informática de la Universidad de Valladolid, una de la sedes del torneo regional de esta competición internacional en la que participan 200.000 niños de todo el mundo.

 

En la fase, que organiza la Universidad de Valladolid, en colaboración con la Fundación Parque Científico y AVEIN, el sábado 22 de febrero, intervendrán 18 equipos, lo que representa más de 150 participantes procedentes de Salamanca, Ávila, Palencia, Segovia, Soria, Zamora y Valladolid. En la organización intervienen también 120 voluntarios entre árbitros, jueces, científicos animadores, speakers y técnicos, la mayoría de ellos estudiantes universitarios.

 

NTN ARROYO

 

El equipo de Arroyo está formado por Diego Blanco Martínez, Pablo Cembellín Mazán, Gonzalo Coque García, Javier Delgado Pérez, Jaime Delibes González, Nuño Lorenzana Castell, Darío Lorenzana Castell, Mario Pereda Puyo, Iris Pereda Puyo, Andrés Trigueros Vega y  Víctor Trigueros Vega. Son niños de entre 10 y 16 niños, todos de Arroyo, que dirigidos por Antolín Lorenzana han construido un robot con piezas de lego y entrenado en la casa de Cultura, para poder superar las pruebas que tendrán que afrontar durante el concurso.

 

Este certamen internacional busca promover la cultura científica y la innovación en escolares de 10 a 16 años. Los alumnos participarán en la construcción con piezas LEGO de un robot que tendrá que superar distintas pruebas.

 

El equipo de Arroyo junto al resto se tendrá que enfrentar con su robot al desafío propuesto por la Liga en esta edición, «Nature’s Fury», es decir, y según se especifica en el manual «como futuros científicos e ingenieros, participantes en los equipos FIRST LEGO League, elaboraréis enfoques muy inteligentes orientados a la preparación, la seguridad y la reconstrucción frente a la increíble energía destructiva de los fenómenos naturales». Así, deberán hacer frente a tormentas, tsunamis o terremotos y contribuir a restaurar la normalidad en su entorno.

 

CONSTRUCCIÓN DEL ROBOT Y EMTRENAMIENTO

 

Durante ocho semanas cada equipo compuesto por entre 3 y 10 miembros y guiado por un entrenador ha construido y programado un robot con piezas y mecanismos LEGO. A lo largo de las distintas pruebas de la competición los equipos deberán demostrar que el robot está preparado para afrontar múltiples retos que en esta edición del torneo están relacionados con los desafíos de la naturaleza.

 

El objetivo último del torneo es mostrar a los niños la diversión que encierran los retos científicos y tecnológicos, además de desarrollar su capacidad para trabajar en equipo, estimular su creatividad y promover las vocaciones científicas entre los menores.

 

El Torneo ha establecido varios premios entre ellos el Premio Fundación Scientia al mejor robot en sus distintos aspectos, el Premio al mejor diseño del robot, al Mejor comportamiento del robot, al Mejor proyecto científico, al emprendimiento o a los valores de la FIRST LEGO LEAGUE.