Un empresario afincado en Fuentes de Ropel admite que pagó comisiones millonarias al PP por recibir contratos

El empresario, propietario de una agencia de publcidad, ha hecho llegar una denuncia al juez Ruz en la que confiesa que pagó miles de euros a Bárcenas en dinero y regalos para que le diera contratos de publicidad del PP.

El propietario de BD Mail, el empresario afincado en Zamora José Antonio Perelli, ha entregado al juez Ruz una denuncia en la que confiesa haber pagado durante años miles de euros en comisiones económicas y regalos de lujo a Luis Bárcenas para que el PP le otorgara, a cambio, contratos de publicidad. Así lo acaba de desvelar la cadena SER en sus informativos nacionales. Las comisiones, de miles de euros, se produjeron para las elecciones europeas de 2004.

 

En su confesión, realizada ante la Guardia Civil en el municipio de Benavente y que acaba de llegar al juez Pablo Ruz, el empresario relata que el encargado de recoger las comisiones, en dinero o mediante regalos de Hermés o Louis Vuiton entre otras marcas de lujo, era Luis Bárcenas, según relata la SER. El empresario detalla que se dio cuenta de los hechos en 2005, cuando inspeccionó su empresa de mailing y advirtió que estaba llevando una contabilidad B. Preguntó a su socio por los hechos y este le contestó, según el declarante, que "gracias a los contratos conseguidos con el Partido Popular a través de Luis Bárcenas, se obtenían los beneficios necesarios para que la empresa siguiera adelante, aunque se tuvieran que pagar comisiones al citado Luis Bárcenas para obtener esos contratos". Al parecer, según fuentes del caso, el empresario se ha decidido a denunciar ahora este asunto porque rompió con su antiguo socio y ahora que su empresa está en liquidación.

 

Perelli, afincado en Fuentes de Ropel, ha aportado en su declaración ante la Guardia Civil numerosa documentación que demostraría que, a cambio de facturar más de un millón de euros por los servicios de propaganda electoral para todo el país, su empresa, por decisión de su socio, habría pagado más de 100.000 euros y regalos de lujo a Luis Bárcenas, extesorero del PP y centro de un caso de corrupción que ha puesto en duda también la financiación del partido.