Un emotivo homenaje para despedir al montañero Álvaro Paredes

El cuerpo de Bomberos de Valladolid, del que Álvaro formaba parte, han hecho sonar este lunes a mediodía las sirenas de sus camiones en recuerdo al alpinista perdido hace tres semanas.

Era el día indicado, el momento de recordar a alguien que, por desgracia, no volverán a ver. Los Bomberos de Valladolid, tanto los de la Calle de las Eras como los de Canterac, han guardado un homenaje al desaparecido cabo Álvaro Paredes, a quien se diera por perdido hace tres semanas junto a sus compañeros de escalada Xevi Gómez y Abel Alonso en la cumbre del Gasherbrum en Pakistán.

 

Las sirenas de los camiones han sonado durante cerca de dos minutos para recordar a un compañero en presencia de sus familiares, amigos y compañeros de trabajo, para después concluir con un triste aplauso. Era el adiós oficial a un compañero que, de alguna manera, siempre estará con ellos.

 

Veintitrés días habían transcurrido desde que los tres compañeros se extraviaran después de haber culminado la cumbre de más de 8.000 metros, y diecinueve desde que se les diera por perdidos tras varios dispositivos de búsqueda sin resultado. Las condiciones meteorológicas hicieron imposible dar con ellos.

 

Este lunes, por lo menos, han tenido el homenaje que se merecían entre las lágrimas y abrazos de sus seres más queridos.

Los bomberos fueron los encargados de abrir la puerta de la vivienda