Un dulce Walking Dead para arriesgar en Halloween

Walking Dead cuenta los días para estrenar su sexta temporada y Halloween hace lo mismo para celebrar la noche más terrorífica del año. Se podría decir que Halloween y The Walking Dead mantienen una relación de simbiosis buena.

 

Halloween y The Walking Dead, un matrimonio perfecto para inspirar para ambientar la noche de brujas o encontrar un buen disfraz. Y también para hacer la espectacular tarta de cerebro a lo Walking Dead que 'How To Cake Iit' se ha currado para ponernos los pelos de punta a propósito de Halloween.

 

Lo mejor de esta tarta no es el aspecto tan logrado que tiene, lo mejor -si es que hay algo que supere el resultado- es lo increíblemente fácil que es su procedimiento. Ojo. Fácil pero no laborioso, pues, como todo, para que nos quede algo parecido a esto necesitamos horas de trabajo detrás pero, si lo que queremos es sorprender, merece la pena.

 

Desde Toronto, Canadá, la artista Yolanda Gampp de 'How To Cake It' comparte la receta y el paso a paso en YouTube y nos da los trucos básicos para alcanzar los resultados deseados. ¡Atentos!

 

Haz clik aquí para saber cómo se hace esta rica tarta.

 

¿Que ingredientes y utensilios necesito?

 

Además de fondant y mermelada de frambuesa roja concentrada para la decoración, necesitaremos un bizcocho Red Velvet. Si no nos queremos complicar mucho con la elaboración de la tarta, podemos acudir a una tienda de repostería americana especializada o a la sección de repostería de los grandes supermercados y comprar un paquete de preparado para Red Velvet, acelerar el proceso y abaratar el coste.

- El resto de ingredientes y utensilios, los detalla 'How To Cake It' pinchando en este enlace

 

¿Cuál es el paso a paso?

 

Una vez tengamos el bizcocho a temperatura ambiente, lo colocaremos sobre una superficie y con un cuchillo afilado comenzaremos a tallarlo para darle la forma básica del cerebro.

 

 

 

A continuación, cubriremos la superficie con una primera capa de buttercream y lo llevamos a enfriar a la nevera hasta que endurezca un poco al tacto. Repetiremos el proceso una vez más y procedemos con el fondant.

 

- Todos los detalles los puedes conseguir pinchando en este enlace.

 

 

 

Con el fondant sucede lo mismo que con el bizcocho, casi nunca se elabora el fondant de manera casera, pues además de tiempo, resulta más caro que comprarlo en tiendas especializadas. Pregunta por la marca que más se llevan y no tendrás problemas.

 

El color carne o beige del cerebro lo conseguiremos tiñendo fondant blanco con unas gotas de colorante alimenticio amarillo y un poco de colorante negro (un poco sólo, no nos vayamos a pasar). Después de amasarlo un buen rato, se elaboran rollitos de unos 20-30 cm que se irán enrollando de manera improvisada en el bizcocho, dando la forma rugosa que conforman los lóbulos del cerebro.

 

 

 

Por último, cogemos una brocha y pringamos concienzúdamente con mermelada cada centímetro de la superficie de nuestra tarta, haciendo hincapié en cada hueco que veamos, especialmente, la división central.

 

 

 

 

¡El resultado es para morirse!