Un desfile mojado y un pregón vallisoletano

La marcha de las peñas congregó a miles de personas, que después llenaron la Plaza Mayor para escuchar las palabras de Los Rockcampers.

La tarde de este viernes 2 de septiembre invitaba a estar fresquito. El calor golpeaba a los miles de jóvenes que poblaron la Acera de Recoletos, donde se reunieron para empezar el posterior -y tradicional- desfile de peñas. Por ello, no faltó el líquido en ninguno de los asistentes, que repartieron las cantidades llevadas entre saciar su sed y mojar al que tenían al lado.

 

Todo en un contexto festivo. Porque Valladolid ya se viste de gala para honrar a La Virgen de San Lorenzo desde este viernes hasta el próximo domingo 11. Los presentes en el lugar terminados empapados de los jugos que les hacían estar todavía más alegres, al ritmo de la música que les acompañó desde la salida de Recoletos.

 

El desfile comenzó con algunos rezagados que seguían divirtiéndose con sus grupos de amigos. Pero, finalmente, todos cogieron la calle Miguel Íscar, cachi/botella en mano, para continuar la fiesta. Allí tuvieron una agradable y refrescante sorpresa; y es que varios integrantes de Bomberos Valladolid, subidos a un camión, les proporcionaron tres chorros de agua que agradecieron, antes de girar hacia Duque de la Victoria.

 

La recta final se hizo larga, tanto que hubo que retrasar el inicio del pregón porque se pasaron de tiempo y la Plaza Mayor presentaba un aspecto poco poblado minutos antes de las 20:30, la hora prevista para que todo comenzara. Pero los participantes en el desfile llegaron y su entrada se hizo notar, ya que el lugar se llenó en pocos minutos.

 

CHUPINAZO VALLISOLETANO

 

Los Rockcampers levantaron expectación en la plaza, incluso antes de su salida al abarrotado balcón. Primero lo hicieron los integrantes del musical 'Priscilla, Reina del Desierto', que animaron a los vallisoletanos en la lucha contra las agresiones sexuales, campaña lanzada por el Ayuntamiento de Valladolid en Fiestas, con el "No es no".

 

Tras el calentamiento, y la presentación del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, el grupo televisivo apareció para el deleite de los miles de vallisoletanos que presenciaron el pregón. Ilusionados, sonrientes y con los típicos nervios de ver a tanta gente ahí abajo, Javi Miralles, Héctor Miguel, Rubén Calvo y Alfredo Mayo comenzaron a hablar, por turnos, y a ganarse a su público.

 

Siendo cuatro, reconocieron que no sería el típico pregón, por lo que tenían ante sí un reto diferente. Siempre con Valladolid como referente, todos ellos hicieron su particular discurso. Pero como todo público, había zonas exigentes que prefirieron seguir pasándoselo bien en grupo; también porque el sonido no llegó de forma nítida a todos los puntos de la plaza.

 

Aunque era pronunciar "Valladolid" o "Pucela" y todos miraban hacia el balcón para jalear el nombre de su ciudad. Porque Los Rockcampers demostraron que ser vallisoletano es un orgullo para ellos -tres, ya que el cuarto componente es de Soria, Rubén- y para los que se reunieron en pleno centro.

 

No faltaron referencias a diferentes lugares o personajes reconocidos que, como ellos, han colocado mejor a Valladolid en el mapa. Tampoco al deporte, en el que incidieron, especialmente aventurando el ascenso del Real Valladolid y destacando a los dos equipos de rugby de la ciudad -VRAC y El Salvador-, cuyos presidentes, presentes en el balcón, sonrieron tras las palabras.

 

Los intensos veinte minutos que duró el pregón finalizaron con el chupinazo que, valga la contradicción, supuso el inicio de las Ferias y Fiestas de La Virgen de San Lorenzo.

 

*Puede leer el pregón de Los Rockcampers en el archivo adjunto.

Los Rockcampers hacen su tradicional saludo tras el pregón A. MINGUEZA

Noticias relacionadas

Documentos relacionados