Un decálogo exprés para entender el deporte de villanos jugado por caballeros

Imagen de un derbI entre el Salvador y el VRAC. A. MINGUEZA

El VRAC, el Salvador y la Federación de Rugby lanzan un folleto con un decálogo para el público no iniciado en este deporte que llenará las gradas del José Zorrilla este domingo en la final de la Copa del Rey. 

Reza el dicho que “el rugby es un juego de villanos jugado por caballeros”. Y este juego de la pelota ovalada tendrá en España este domingo un antes y un después con la final de la Copa del Rey, que llenará el estadio José Zorrilla para presenciar el derbi vallisoletano entre el Chami y el Quesos, entre el Salvador y El VRAC.

 

Un deporte, tan visual como difícil de entender, si es la primera vez que lo disfrutas. Un deporte donde la caballerosidad y el fair play son algunas de sus reglas –no escritas- principales. Por eso, y ante la trascendencia de la cita, con más de 25.000 almas llenando el Zorrilla es probable que muchos de los espectadores sepan tan poco de rugby como el que les escribe.

 

Para ello, los dos clubes y la propia Federación española han elaborado un folleto, que ya circula en las Redes Sociales y se ofrecerá en papel durante el partido, con un décalogo de las normas de comportamiento que deben seguir los espectadores, sobre todo los no iniciados en esta espectacular modalidad deportiva y de cuya capitalidad puede presumir Valladolid y no solo este fin de semana.

 

En el decálogo se explica que “el rugby es diversión”, que es necesario mostrar respeto por los jugadores de ambos equipos y también sobre las decisiones del árbitro, que “nunca deben protestarse”. Se pide encarecidamente que “se huya del insulto” y se “condene la violencia en todas sus formas”.

 

Otro de los aspectos relevantes es evitar silbar cuando uno de los jugadores tira a palos, además de explicar que el pasillo que se forma por cada equipo al final del encuentro “es señal de respeto”. Por último, se insiste en que “la rivalidad solo está en el campo” y que hay que disfrutar del tercer tiempo, ese espacio para la diversión en la que todos los jugadores y aficiones de los dos clubes se juntan para comentar el partido y disfrutar de este deporte impregnado en el ADN de Valladolid.