Un Congreso casi 'parado' contrata más de 150 asesores para los grupos políticos

La cámara ha hecho oficial el nombramiento de 154 asesores y asistentes elegidos por los partidos y que se pagan de fondos públicos: 7,5 millones de euros. Es la primera tanda, porque tienen derecho a 300 de estos puestos.

A la espera de que frague la negociación que han abierto PP y Ciudadanos, y de que Rajoy conceda una fecha cerrada para la investidura, el Congreso y el Senado está virtualmente cerrados. Sin comisiones activas y en pleno agosto, la actividad es mínima... pero eso no ha impedido que los grupos políticos avancen en algunas cuestiones que les atañen. Es el caso de la composición de los grupos o de la ubicación de sus señorías en los escaños, pero también la contratación del personal del que disponen todos los grupos.

 

Esto último se ha hecho oficial este mismo lunes y, mientras todavía se espera una fecha para activar de nuevo el Congreso, los grupos políticos ya han comunicado la contratación de 154 asesores y asistentes. Los nombramientos se han publicado en el boletín oficial del Congreso una vez se han constituido los grupos parlamentarios. Todos participan de los nombramientos que se reparten, en función de la representación parlamentaria, de la siguiente manera: 66 para el PP, 56 el PSOE, 10 Unidos Podemos, 9 Ciudadanos, 6 Esquerra, 2 el PNV y 5 el Grupo Mixto.

 

Los asistentes y el resto del personal de confianza son puestos discrecionales para los que no se exigen perfiles profesionales específicos o experiencia. Los nombres suelen salir del aparato de los partidos, que recurren a personas de confianza para estos puestos 'a dedos' para los que están facultados por ley. Eso sí, la factura la paga el Congreso, que tiene presupuesto público para estas contrataciones a pesar de que son personal al servicio de los grupos parlamentarios y, en última instancia, de los partidos.

 

El coste anual presupuestado para pagar a las personas contratadas en esa categoría es de más de 7,5 millones de euros. Y esta tanda de contrataciones es sólo la primera: en total son unos 300 los asesores y asistentes que son contratados por los grupos parlamentarios. El Congreso no da datos sobre las condiciones laborales y lo que cobran.