Un conflicto por la renta antigua cierra las puertas de la tienda Simeón de Valladolid en la calle Santiago

La tienda de Simeón en Valladolid, ya cerrada, en la calle Santiago. M.E.

Ubicada en el mismo punto desde 1961, sus gestores no han podido mantener abierto el negocio tras una disputa legal con las propietarias del edificio.


 

La tienda Simeón de Valladolid ha cerrado sus puertas. Los escaparates de este histórico establecimiento textil de la ciudad están vacíos. También su interior, que muestra evidentes síntomas de un cierre provocado por el conflicto que han mantenido sus gestores con la propiedad del edificio donde se ubica este local de dos plantas y 300 metros cuadrados sometido hasta el año 2015 al baremo de la denominada renta antigua. Con la entrada de la nueva normativa, el beneficio de pagar 1.300 euros al mes por el alquiler de este privilegiado espacio abrió un litigio que ha terminado cerrando el negocio.

 

Los responsables de la tienda pretendían acogerse a una moratoria de cinco años más pero la propiedad del local ha sido inflexible. Era conocido en el sector la mano dura que ya mostraron denunciando supuestas obras ilegales en el antiguo Salón Ideal y que han exhibido en este caso del edificio de la calle Santiago, número 26, esquina con Claudio Moyano, donde se asentaba Simeón desde hacía más de medio siglo ya que le tienda abrió sus puertas en 1961.

 

Expertos inmobiliarios aseguran a este periódico que el precio del alquiler actual de un local de esta ubicación y características rondaría los 70 euros el metro cuadrado. La cifra resultante se aleja bastante de los 1.300 euros que pagaban al mes sus gestores.

 

El cierre de Simeón acaba con un trozo de la historia comercial de Valladolid. La tienda se dedicaba a la venta de tejidos y confecciones y disfrutaba de una situación privilegiada en el centro de la ciudad, siendo testigo desde la esquina de las sucesivas modificaciones de tráfico y urbanísticas.