Un ciclista muerto y siete heridos tras ser atropellados por un octogenario

Un ciclista ha fallecido este sábado y otros siete han resultado heridos de diversa consideración tras ser arrollados por un vehículo conducido por un octogenario a la entrada del municipio pontevedrés de A Guarda.

El grave siniestro tuvo lugar en el punto kilométrico 43,500 de la carretera PO-552. El alcalde de A Guardia, Antonio Lomba, ha señalado que al menos dos de los heridos están "muy graves" y ha confirmado que en el pelotón de ciclistas iban vecinos de la zona, así como personas de Nigrán y Vigo.

 

El conductor que atropelló a un pelotón de ciclistas es un octogenario y ha dado negativo en las pruebas de alcoholemia y de drogas a las que ha sido sometido.

 

Según estas mismas fuentes, el conductor tiene el carné en vigor y el coche con el que se produjo el siniestro, un todoterreno, tiene la ITV en vigor, aunque el parabrisas resultó roto debido al siniestro.

 

La primera versión aportada por el conductor es que en el momento en que se dispuso a adelantar al pelotón de ciclistas aficionados, algunos se habrían movido hacia la izquierda y entonces se desencadenó el atropello, afirmaron fuentes de la Policía Local.

 

En cualquier caso, el conductor, que permanece en la Jefatura de la Policía Local de A Guarda, deberá dar ahora su versión de los hechos ante la Policía Judicial en cuanto disponga de un abogado.

 

El hombre, que es vecino de uno de los municipios de la zona, conducía un todoterreno cuando se produjo el atropello múltiple. En un primer momento, continuó la marcha, por lo que se interpretó que se había dado a la fuga, pero el hombre paró en un restaurante próximo, donde contó lo que ocurrió y dio la voz de alarma y avisó a la Policía Local de A Guarda.

 

Según las fuentes de la Policía Local de A Guarda consultadas, el conductor llevaba móvil, pero no sabía el teléfono para dar la voz de alerta, por lo que paró en un restaurante próximo. El hombre está "físicamente bien", pero está "muy nervioso y desorientado" y está "muy afectado anímicamente".

 

El siniestro tuvo lugar en una carretera "ancha", en una zona "con buena visibilidad y recta" y en la que es muy habitual, máxime en días con una meteorología favorable, como es este sábado, que haya multitud de ciclistas y personas paseando.